Un Nuevo Estudio Dice que los Adolescentes Podrían Beneficiarse del PrEP, Pero Dos Cosas Pueden Interponerse en el Camino

This post is also available in: English Français 繁體中文

Un estudio de 48 semanas de 78 jóvenes gay y bi sexualmente activos de seis ciudades de los Estados Unidos encontró que la Profilaxis Pre-Exposición (PrEP) — un medicamento altamente efectivo para prevenir el VIH — puede reducir con seguridad el riesgo de contraer el VIH a los menores de 18 años de edad. Este es un hallazgo importante, especialmente para reducir la transmisión de VIH entre jóvenes de color homosexuales y bisexuales quienes se mantienen entre los más expuestos al VIH, pero también plantea cuestiones más amplias sobre la accesibilidad de los medicamentos PrEP a los jóvenes .

 

El estudio y sus hallazgos

Todos los adolescentes eran VIH-negativos al inicio del estudio y recibieron un suministro de Truvada (un medicamento común de PrEP) para el uso diario. Según los autores del estudio:

Todos los adolescentes eran considerados en riesgo de contraer VIH debido a factores tales como tener relaciones sexuales sin protección con un compañero masculino que tenía VIH o cuya condición de VIH era desconocida, tener al menos tres parejas masculinos o tener una infección de transmisión sexual distinta al VIH.

Al final de las 48 semanas, sólo tres participantes dieron positivo al VIH, lo que significa que PrEP ayudó a que el 96% de los participantes permanecieran negativos. Los análisis de sangre revelaron que los tres que contrajeron el VIH tomaron PrEP menos de dos veces por semana, una frecuencia que reduce en gran medida la capacidad del medicamento para prevenir el VIH.

RELACIONADO | ¿No puedes pagar PrEP? Las Farmacias en Línea Podrían Ser Tu Mejor Opción

Curiosamente, el estudio también encontró que la mayoría de sus participantes tenían dificultades para seguir el régimen diario de tomar una píldora al día. En la semana final (semana 48), sólo el 22% tenía niveles suficientemente altos de Truvada en su sangre para prevenir el VIH. Cuando se les preguntó por qué, los participantes dijeron que temían que otros pensaran que eran VIH positivos por tomar el medicamento.

Esto significa que si Truvada se pone ampliamente a disposición de los jóvenes gay y bi, tendrá que venir con una campaña de educación sobre su uso adecuado y los hechos para disipar los conceptos erróneos y el estigma asociado con el medicamento.

 

Los dos obstáculos que potencialmente impiden el acceso al uso de PrEP en adolescentes

El Instituto Nacional de Salud financió el estudio (es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos) y espera que aliente a la Administración de Alimentos y Medicamentos a hacer que PrEP esté más disponible para los jóvenes, pero plantea los siguientes problemas potenciales.

Por un lado, podemos terminar con jóvenes homosexuales y bisexuales tomando PrEP aún cuando no han salido del clóset con sus padres. Además, la otra es la cuestión del consentimiento de los padres.

RELACIONADO | El Uso de PrEP Puede Ser Responsable de la Reducción en las Tasas de Clamidia, Gonorrea y otras ITSs

Similar a las mujeres jóvenes que tienen que obtener el consentimiento de los padres para las píldoras anticonceptivas u otras opciones de salud reproductiva, el estigma y el malentendido en torno al sexo gay, el VIH y la salud sexual preventiva podrían hacer que los padres y médicos se vuelvan reacios a permitir que los jóvenes accedan a PrEP, especialmente si los adultos no han sido educados sobre el medicamento y sus beneficios.

En última instancia, los datos parecen indicar que los jóvenes necesitan apoyo comunitario particularmente cuando toman PrEP, del proveedor de atención médica, de la comunidad, de los amigos e idealmente de la familia.

 

 

Imagen destacada de PeopleImages a través de iStock