Usuarios Gays de Airbnb Experimentan más Discriminación que los Heteros, Dice un Nuevo Estudio

This post is also available in: English

Un estudio reciente realizado por dos economistas en el Trinity College Dublin en Irlanda ha encontrado que las parejas del mismo sexo son más propensas que las parejas heterosexuales o lesbianas a ser discriminadas en el servicio de alquiler de hospedaje Airbnb.

Los investigadores, Rishi Ahuja y Ronan Lyons, crearon cuatro cuentas separadas en Airbnb: una pareja de hombres, una pareja de mujeres y dos parejas de heterosexuales (en una el hombre era el que hacía la solicitud para la pareja y en la otra pareja la mujer era la persona que hacía la solicitud).

Las parejas tenían nombres genéricos basados en la lista de los nombres de bebés irlandeses más populares en 2015. Ninguna de las parejas tenía fotos para representarlas.

Los investigadores utilizaron las cuentas para enviar 794 mensajes idénticos pidiendo alojamiento de fin de semana a posibles inquilinos en el área de Dublín.

El mensaje decía: “¡Hola! Mi nombre es (nombre masculino / femenino) y mi (novio / novia) y yo estamos interesados en alquilar su lugar por unos días. ¿Tienes alguna disponibilidad? ¡Gracias!”.

RELACIONADO | Google, GoDaddy y Airbnb Han Empezado a Sacar a los Usuarios Neo-Nazis

En general, a la pareja de hombres gay fue a la que peor le fue, obteniendo entre un 20 y un 30% menos de respuestas que las otras parejas. Curiosamente, las parejas de lesbianas recibieron la mayoría de las respuestas en general, pero fueron rechazadas un poco más a menudo que las parejas heterosexuales.

Los investigadores concluyeron que las parejas del mismo sexo eran más propensas a tener sus correos electrónicos de consulta ignorados. “Esta diferencia es impulsada por las respuestas no atendidas de los anfitriones, no el rechazo total”.

gay discrimination airbnb 02
Este gráfico muestra las respuestas que cada pareja recibió, tanto las relaciones del mismo sexo (SSR) como las relaciones de sexo opuesto (OSR). Todas las parejas recibieron un sí (Y), un no (N), una solicitud de “más información” (MI) o ninguna respuesta (NR).

Los investigadores dijeron que su estudio fue el primero en examinar la discriminación contra las relaciones entre personas del mismo sexo en esta economía compartida, el término utilizado para describir los servicios pagados entre particulares, incluidos los servicios de paseo como Lyft y Uber.

Optaron por estudiar Irlanda porque fue el primer país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo por voto popular.

“Si bien el voto popular para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue un paso significativo hacia una sociedad más igualitaria para la comunidad LGBT en Irlanda”, escribieron los investigadores, “este documento sugiere que se deben tomar más iniciativas educativas en todos los aspectos de la sociedad”.

Un estudio de Airbnb en Harvard de 2016 en los Estados Unidos encontró que los usuarios con nombres negros fueron rechazados por los posibles inquilinos un ocho por ciento más a menudo que los usuarios con nombres blancos.

 

 

Imagen destacada de Drazen_ a través de iStock