Nuevo Estudio Dice que los Hombres Prefieren un “Bromance” a una Relación Romántica

This post is also available in: English Português Français ไทย 繁體中文

Un estudio reciente publicado en la revista Men and Masculinities encontró que los hombres heterosexuales jóvenes consideran sus “bromances” (“bro” y “romance”) con amistades del mismo sexo, más emocionalmente satisfactorias que sus relaciones románticas con las mujeres.

Los investigadores de la Universidad de Winchester en Inglaterra entrevistaron a 30 hombres universitarios para examinar las diferencias entre sus amistades con personas del mismo sexo y sus relaciones románticas con personas del sexo opuesto.

Todos los hombres eran cisgénero del segundo año de la licenciatura con especialidades relacionadas al deporte. Todos ellos habían estado anteriormente en una relación heterosexual romántica o estaban actualmente en una. Solo uno de ellos no era de piel blanca.

En su resumen, los investigadores escribieron:

Descubrimos que la naturaleza cada vez más íntima, emotiva y confiada de los bromances ofrece a los jóvenes un nuevo espacio social para la apertura emocional, fuera de las relaciones heterosexuales tradicionales. Los participantes afirmaron que la falta de límites y el juicio en un bromance rivalizan emocionalmente con los beneficios de un romance heterosexual.

RELACIONADO | Estas 20 Viejas Fotos de Parejas Masculinas te Harán Volver a Pensar en el Afecto Masculino

Los “bromances” le dieron a los hombres “una alta estabilidad emocional, mayor apertura emocional, plenitud social y mejor resolución de problemas” en comparación con las relaciones con sus novias.

Todos los chicos tenían al menos un fuerte “bromance” con uno de sus amigos que les permitía una libertad de “no sentir límites” y poder compartir secretos, expresar amor o incluso dormir en la misma cama sin vergüenza. Todos, excepto un hombre, admitieron haber cuchareado a sus amigos íntimos; todos menos dos dijeron que prefieren hablar sobre problemas emocionales con sus mejores amigos hombres que con sus parejas femeninas. Una de las razones fue la necesidad compulsiva de parecer “varonil” frente a sus parejas femeninas.

Que tiene sentido. Después de todo, las amistades masculinas heterosexuales se forman (aparentemente) en torno a intereses comunes y personalidades en lugar de atracción sexual. Los amigos heterosexuales son menos amenazantes que las mujeres heterosexuales porque no arriesgan la pérdida de afecto romántico, la complicación de los planes para tener sexo a largo plazo o la interrupción de una vida en el hogar.

RELACIONADO | Los Hombres Borrachos Están Más Dispuestos a Tener Sexo Gay

Mientras que el aumento del afecto entre personas del mismo sexo parece saludable para hombres heterosexuales, los investigadores encontraron que los bromances a veces refuerzan las actitudes sexistas o misóginas de la célebre frase “bros before hos” (hermanos por delante de las mujeres). También podrían obligar a menos hombres a casarse y engendrar hijos.

Según la revista Time, las amistades masculinas físicas e ínticas eran más comunes antes de la Segunda Guerra Mundial, pero esa camaradería “se volvió más tabú en la segunda mitad del siglo XX debido a un aumento en los sentimientos homofóbicos y los ideales cambiantes de cómo debería ser la masculinidad”.

 

Imagen destacada de santypan a través de iStock