Exclusivo Hornet: el Chemsex Entre Gays Franceses Prevalece a Pesar de los Efectos Negativos en sus Vidas Sexuales

This post is also available in: English Português Français ไทย

En el primer estudio a gran escala de este tipo en Francia, casi 4,000 usuarios de Hornet respondieron nuestra encuesta sobre hombres homosexuales y chemsex (es decir, el consumo de metanfetamina u otras drogas antes del sexo a menudo sin condón). Presentamos los resultados de la encuesta durante un reciente Conversatorio en París sobre la salud gay organizado por el equipo de Hornet Francia.

Entre los resultados de nuestra encuesta de chemsex, casi el 25% de nuestros encuestados gay masculinos franceses se habían involucrado en chemsex en el último año, y el 30% de aquellos entre las edades de 36-45. De aquellos que han tenido chemsex en el último año, el 29% participan en éste varias veces al mes, y el 7% de estos gays franceses dijeron que tienen chemsex varias veces a la semana.

Las drogas más usadas incluyen GHB, catinonas (sales de baño), éxtasis, ketamina, marihuana y cocaína.

Un porcentaje bastante alto de los encuestados que participan en chemsex (entre el 20%—30%) califica el impacto del chemsex en su salud general como problemático o fuera de control. La mayoría de los usuarios de chemsex (59%) afirman que no tiene ningún efecto en sus vidas profesionales.

 

Los resultados de nuestra encuesta sobre el chemsex

Primero, mencionemos que los usuarios de Hornet que respondieron a nuestra encuesta no son necesariamente una muestra representativa de la comunidad gay de Francia en general. Recibimos 3,736 respuestas en nuestra encuesta, la cual fue enviada a nuestros usuarios a través de un mensaje dentro de la app Hornet.

Entre todos los encuestados, 965 — alrededor del 25% de las respuestas totales — respondió “sí” a la pregunta “¿Te has involucrado en chemsex en los últimos 12 meses?”.

Alrededor del 30% de los encuestados entre las edades de 36-45 han participado recientemente en chemsex. Los chicos más jóvenes han tenido menor acercamiento con chemsex; solo el 20% de los encuestados entre las edades de 18-24 dijeron que habían tenido recientemente chemsex.

Entre los que habían participado recientemente en chemsex, el 70% son VIH-negativos, el 21% son VIH-positivos y el 8% desconoce su estado. De los que no participaron recientemente, el 82% son VIH negativos y solo el 6% son VIH positivos.

La mayoría de las personas que han tenido recientemente chemsex (66%) dicen que son solteros.

Entre los hombres que han participado en chemsex, todas las edades fueron representadas: el 24% de los participantes de chemsex recientes tienen entre 18 y 24 años, el 36% tienen entre 25 y 35 años, el 29% tienen entre 36 y 49 años y el 10% son mayores de 50.

Cuando se les preguntó acerca de las razones que los llevaron al chemsex, los encuestados respondieron por igual: “Para mejorar mi vida sexual”, “Porque mis compañeros ya lo estaban haciendo” o “Porque fui a una fiesta donde estaba sucediendo el chemsex” (alrededor del 27% cada una).

Nuestros encuestados participaron en chemsex con una o varias personas que ya conocían (61%), con desconocidos (49%), con su novio (24%), durante fiestas de chemsex (23%) y solos con pornografía (16%).

Para quienes podrían preguntarse si ver pornografía puede considerarse como tener sexo, Fred Bladou de Aides — la organización no gubernamental más grande contra el VIH en Francia — dijo durante nuestro Conversatorio: “Un estudio descubrió que la estimulación de imágenes era como tener relaciones sexuales con otra persona, porque activa las mismas áreas en el cerebro. El chemsex también ha cambiado el hecho de que las personas no necesitan tener una relación sexual con otra persona para tener relaciones sexuales”.

La mayoría de los encuestados que han tenido chemsex en los últimos 12 meses dijeron que han participado en chemsex varias veces al año (31%), seguido de varias veces al mes (29%). Un número más pequeño experimenta con chemsex una vez al mes (18%).

Alrededor del 7% de estos hombres gays franceses dijeron que tienen chemsex varias veces a la semana.

“Sí, el 7% es un número pequeño”, dijo Stephan Vernhes, quien está a cargo del programa de chemsex en el Spot Beaumarchais en París. “Pero es bueno que las personas estén dispuestas a declarar que hacen chemsex con tanta frecuencia — lo cual es señal de que las cosas tienden a estar fuera de control — y que quienes tienen relaciones sexuales con productos químicos varias veces al mes corren el riesgo de salirse de control”.

chemsex French survey frequency
Resultados de la pregunta en la encuesta francesa Hornet: ¿Con qué frecuencia participas en chemsex? (De arriba a abajo: varias veces a la semana, varias veces al mes, una vez al mes, varias veces al año, una vez al año)

Cuando se les preguntó “¿Qué droga usan durante sus sesiones de chemsex?”, El 48% dijo que estaban usando G (el término común para GHB o GBL, un sedante eufórico), 46% usan catinonas (una nueva clase de drogas sintéticas altamente adictivas), seguido por éxtasis (38%) y ketamina (16%). Los encuestados también declararon que usan marihuana o cocaína (33%).

Los encuestados más jóvenes tienen comportamientos ligeramente diferentes. Para quienes tienen entre 18 y 24 años, el éxtasis o la MDMA son las drogas preferidas (43%), incluso más que el G, y otras como la cocaína, la marihuana y los poppers. El uso de catinonas por parte de los encuestados más jóvenes fue inferior al 30%.

Aproximadamente el 61% de los encuestados declararon que comúnmente fuman o inhalan sus drogas de chemsex, el 27% dice que los ingieren y el 8% los inyectan.

Nos preguntamos si los encuestados también usan drogas generalmente asociadas con chemsex fuera del sexo. Un tercio de los encuestados que participaron recientemente en chemsex dijo que sí, aunque su uso cambia según la edad. Los hombres más jóvenes entre 18-24 tienen más probabilidades de consumir drogas fuera del sexo (47%), mientras que solo el 20% de los mayores tienen probabilidades de hacerlo.

 

¿Cómo afecta el chemsex las vidas de sus participantes?

Les preguntamos a nuestros usuarios de Hornet si el chemsex tuvo un impacto en sus vidas y más específico en el ambito sexual, emocional, social o profesional, y si en general este tuvo un impacto en su salud. Sus respuestas se colocaron en una escala donde ‘0’ era sin impacto y el ’10’ era un gran impacto en la salud debido al consumo de drogas fuera de control.

En cada uno de los ítems, entre el 20% y el 30% de los encuestados calificaron el impacto sobre su salud general como problemático o fuera de control (básicamente una calificación de 5 a 10). El impacto más fuerte que observaron fue en sus vidas sexuales. Alrededor del 32% de todos los encuestados que participan en chemsex experimentan un consumo de drogas muy problemático. Ese número sube al 50% para los hombres que participan en chemsex varias veces a la semana.

Además, el 50% de los encuestados marcó la casilla ‘0’ con respecto a vida emocional y social y el 59% eligió ‘0’ con respecto al impacto en sus vidas profesionales.

Vernhes reaccionó a esas cifras. “A menudo escuchamos sobre la dessociabilización, el aislamiento”, dice, “pero rara vez escuchamos la paradoja de que se supone que el chemsex mejora su vida sexual, pero al final, es su vida sexual la que más sufre”.

Aproximadamente el 82% de los encuestados que participan en chemsex, no han acudido con ningún profesional del sector de la salud. Este número disminuye a 66% para los usuarios más frecuentes, es decir, aquellos que participan en chemsex varias veces por semana.

Vernhes comentarios, “La gente habla mucho sobre los chicos que tienen problemas graves, pero al parecer la mayoría de los usuarios de chemsex tienen el control. Los que están en gran dificultad son una minoría que parece crecer, pero que sigue siendo una minoría”.

El estigma no parece afectar a muchos hombres que practican chemsex. Alrededor del 80% de los pacientes de chemsex respondieron “No, no realmente” o “No, para nada” a la pregunta “¿Has sentido estigma debido a tus hábitos de chemsex?”.

“Casi una de cada cuatro personas que participan en chemsex conoce a alguien que murió después de un [cuadro de chemsex]”, según reporta Gay Star News, un sitio web gay británico que realizó una encuesta similar en Gran Bretaña. Descubrimos casi los mismos porcentajes en Francia. Alrededor del 43% de las personas que participan en chemsex conocen a una o varias personas que tienen dificultades para controlar la droga; el 18% conoce a una o varias personas que han tenido una sobredosis después de un escenario.

Bladou de Aides nos advierte que tengamos cuidado. “Con las plataformas sociales, todos conocemos a alguien en problemas”, dijo. Lo cual es menos cierto para los encuestados que no participan en chemsex. Solo el 15% de los usuarios que no usan chemsex dicen que conocen a alguien en dificultad y solo el 5% conoce a alguien que tuvo una sobredosis a causa de la sustancia química.

(Visited 80 times, 1 visits today)