Flashback de Eurovisión: Esa Vez que Un Genio Maligno Reinventó Eurovisión y Destruyó la inocencia

This post is also available in: English Português Français Русский

Aunque el Festival de la Canción de Eurovisión comenzó oficialmente en 1956, Eurovisión realmente comenzó en 1965, cuando France Gall ganó por Luxemburgo cantando la canción “yé-yé” (el nombre del género de pop francés inspirado por la música británica) por Serge Gainsbourg.

Ella está fuera de tono. Pero eso no importa. El estilo de los años 60, súper yé-yé, casiii funciona con el arreglo orquestal. ¿Pero a quién le importa? Cuando ves esta interpretación, estas juro-a-Dios viendo el nacimiento de Eurovisión.

Antes de la victoria de Gall en 1965, esto es como lo que sonaba Eurovisión (debajo)…

Cada ganador de Eurovisión hasta “Poupée de cire, poupée de son” Fue una balada tradicional y lenta. Algunos de los jueces en ’65 – ¡incluyendo los jueces de Luxemburgo!- Fueron rotundamente escandalizados por Gall y Gainsbourg haber intentado presentar música pop-contemporánea en el concurso. Incluso los miembros de la orquesta estaban escépticos sobre lo que estaban tocando. Pero después de la victoria de Gall, el estilo sereno de la balada desaparecio y fue reemplazado por la locura del pop.

Incluyendo esta cosa horrible fuera de Inglaterra en 1967 (debajo), que inauguró la orgullosa tradición de Eurovisión dónde desvergonzadamente los ganadores anteriores fueron estafados.

Una cosa acerca de “Poupée de cire, poupée de son” que la separa de sus imitadores es que las letras de Gainsbourg (brillantemente) cuentan con juegos de palabra complicados y no totalmente traducibles. Por ejemplo, el título de la canción podría significar “muñeca de cera, muñeca de trapo” – pero al igual los coleccionistas contemporáneos de vinilos a veces llaman a los discos por “cera”, “cire” podría ser utilizado para referirse a los vinilos. Y aunque “poupée de son “normalmente significa” muñeca de trapo,” también puede ser traducido como “muñeca de sonido.”

Entonces lo que vemos en “Poupée de cire, poupée de son” es France Gall de pie delante de un telón de fondo que rodea su cabeza con rayos solares, cantando una canción sobre cómo, bajo el sol brillante de su cabello rubio, ella es sólo una marioneta indefensa dando voz a las palabras escritas por otros, sacando cilindros de fonógrafo que ella no entiende, su música es un espejo roto en el que todo el mundo puede verla pero ella no puede verse a sí misma.

La combinación de letras de Gainsbourg y el rendimiento de Gall son un brillante sumario de lo que el sistema pop hace con las estrellas del pop – sino también un ejemplo de ello, al igual que la producción de Quentin Tarantino condena simultáneamente y recapitula la ultraviolencia sádica de Hollywood.

Después de “Poupée de cire, poupée de son”, Gainsbourg se dedicó a descubrir exactamente hasta dónde podía ir antes de que Gall reconociera los dobles sentidos en sus letras. A continuación, el último gran éxito que Gall grabó para Gainsbourg:

Aunque es difícil de creer, Gall aparentemente ni tenía idea de lo que “Les sucettes” (o “Las Paletas”) era realmente cuando ella cantó la canción. Pues, la mayoría de sus canciones que no eran de Gainsbourg hasta este punto eran temáticamente simple e infantiles. Y así, inconsiente a la sugestividad de Gainsbourg, Gall honestamente pensaba que “Les sucettes” era otra dulce y sencilla canción para niños sobre el amor a las paletas.

Aquí hay un poco de una entrevista del 1966 con Gainsbourg y Gall donde él le pide que explique “Les sucettes”, y no corrige su interpretación ingenua.

Nota: Te sentirás sucio después de ver esto. Y no de la manera buena.

Durante una gira poco después de que “Les sucettes” fue lanzado, algunos fans le explicaron a Gall lo que en realidad estaba cantando. Después de descubrirlo, se encerró en casa por meses.

Debido a su nueva reputación sus ventas de discos, en especial los discos de niños, sufrieron durante años después. Ella dejó de tocar “Poupée de cire, poupée de son” en concierto, y en la mayor parte, hoy se niega a hablar en público sobre Eurovisión, Gainsbourg, o la primera parte de su carrera.

Si necesitas limpiarte el paladar después de ver Serge Gainsbourg humillar elaboradamente una adolescente para probar su propia inteligencia, entonces puedes ver a los concursantes de Estonia en Eurovisión, Winny Puhh, tocando un banjo eléctrico con tanta fuerza que la gravedad deja de funcionar. Pero considera esto – si no fuera por “Poupée de cire, poupée de son”, esto podría haber sido una balada super lenta. Sin singletes de lucha, sin máscaras de hombre lobo, sin tambores de anti-gravedad. Sólo porquerías de pop orquestal.