George Quaintance es el Artista Gay que Enseñó a Tom of Finland Todo lo que Sabe

This post is also available in: English Français

George Quaintance no es un nombre familiar y altamente conocido como el de Tom of Finland, pero es un artista queer que necesitas conocer.

Como el artista prememinente en la creación del físico masculino de los años 40s y principios de los 50s, el trabajo de Quaintance lucía en revistas como Physique Pictorial, Demi-Gods y Body Beautiful, inspirando a una generación de artistas como Tom of Finland, Harry Bush, Etienne entre otros.

Criado en una granja rural de Virginia, Quaintance viajó por un fascinante camino de reinvención: en varios puntos de su vida. Él fue un bailarín del vaudeville, el modelo retratado favorito de la elite intelectual de Washington y también fue diseñador de pelo de celebridades – aunque en realidad él nunca tocó pelo.

George Quaintance

Quaintance vivió y trabajó durante una era en que la homosexualidad era reprimida. Sus cuadros y sus fotos de cuerpos no podían mostrar un pene. En una época previa al Stonewall, la revolución sexual, los derechos de los homosexuales y la crisis del SIDA, Quaintance y su arte erótico existieron en la época del demi-monde al borde de la legalidad.

Quaintance murió en 1957.

Sesenta años más tarde, el mundo masculino de fantasía creado por Quaintance, poblado por sexys hombres latinos, lujuriosos vaqueros y rancheros con manos descuidadas, conserva su atractivo y seductor encanto. Sus muy preciadas pinturas, rara vez han sido subastadas, en su lugar se venden en privado por sumas no reveladas.

John Coulthart escribió del artista:

George Quaintance (1902-1957) fue el pionero de una variedad erótica de “beefcake” (término usado para hombres musculosos) que no es particularmente de mi gusto, pero que sin embargo hoy luce distinta… ¿pintoresca? También claramente antigua ya que la mayoría de sus hombres tienen el aire de Burt Lancaster, incluso los supuestos espartanos dandose toallasos entre ellos…

El mundo de Quaintance es un paisaje de ensueño, libre de mujeres y lleno de musculosos y glamourosos muchachos que muestran sus cuerpos entre sí, pero nunca haciendo nada tan arriesgado como besarse. Esta es una utopía de diversión limpia y buena, hace cincuenta años era más que suficiente para empacar una carga erótica para los hombres hambrientos de imágenes homoeróticas. Desde nuestra perspectiva hoy pareciera bastante inocente; Incluso los bultos en sus pantalones son más sutiles en comparación con los excesos posteriores de Tom of Finland.

En 2010, Taschen lanzó un libro con el trabajo de Quaintance’s.

Echa un vistazo algunas de las fascinantes obras maestras de George Quaintance: