Un Nuevo Estudio Dice que los Hombres que Ven Más Porno Experimentan Más Dificultades Sexuales

This post is also available in: English Português ไทย

Un estudio a 312 hombres heteros sugirió que hay un vínculo entre ver pornografía y disfunción sexual, creando un aumento de la “disfunción eréctil, retraso en la eyaculación, disminución de la satisfacción sexual y disminución de la libido durante el sexo en pareja”.

Los investigadores de San Diego liderados por el Dr. Matthew Christman encuestaron a cientos de pacientes varones entre las edades de 20 y 40 en una clínica de urología militar; la mayoría eran hombres blancos, casados y heterosexuales.

Los investigadores descubrieron que el 20% de los hombres “usaban” porno de tres a cinco veces por semana y que el 4% preferían masturbarse viendo porno más que a tener sexo con su pareja.

RELACIONADO | El Tipo de Porno Favorito de Acuerdo al Estado en el que Vives

Eso en sí mismo no es tan sorprendente. Sin embargo, el estudio también dijo que hay cada vez más evidencia de que la pornografía en Internet puede realmente condicionar las reacciones de excitación sexual de los hombres e influir en su comportamiento sexual en la vida real.

Los investigadores dicen que las propiedades únicas de la pornografía web – como la “novedad ilimitada, el fácil acceso a material más extremo y formato de video” – pueden crear condiciones que “no sean fácil de transicionar en las relaciones de la vida real”. Como resultado, “el sexo con las parejas deseadas puede no satisfacer las expectativas y esto puede llevar a la disminución de la excitación”.

Curiosamente, el estudio también encuestó a 48 mujeres y encontró que el 61% no veía pornografía en absoluto. Por lo tanto, no está claro si la pornografía afecta de manera similar a las mujeres.

Los hallazgos del estudio se presentaron recientemente en la 112ª Reunión Científica Anual de la Asociación Americana de Urología en Boston este fin de semana pasado.

Estudios anteriores han culpado a la pornografía por una disminución en el deseo sexual y un incremento en el sexo anal entre los jóvenes. Incluso recientemente en el estado de Tennessee se consideró la votación para declarar la pornografía “una crisis de salud pública”, aunque persisten desacuerdos sobre si la adicción al porno realmente existe.

Sin embargo, este estudio reciente muestra que los efectos sexuales del porno existen ya sea adicto o no. Christman añade que “los factores tradicionales que una vez explicaron las dificultades sexuales de los hombres parecen ser insuficientes para explicar el fuerte aumento” en los hombres que reportaron dificultades sexuales durante la última década.

RELACIONADO | Este Defensor Anti-Porno Quería Casarse con Su Computadora

(Imagen destacada por OcusFocus via iStock Photography)

(Visited 67 times, 1 visits today)