Las Acusaciones del Comportamiento Depredador de Kevin Spacey no son Nada Nuevo

This post is also available in: English Português Français ไทย 繁體中文

Este fin de semana, el actor de Star Trek Discovery Anthony Rapp dijo que Kevin Spacey trató de enganchar sexualmente con él en 1986 cuando él tenía 14 años de edad. Pero el maduro actor intentó cambiar el foco de los titulares para disuadir el ruido que provocó esta noticia, respondiendo a la milenaria pregunta “¿Kevin Spacey es gay?” — la respuesta es si — pero esto no le funcionó. Al hacer esto, todos lo vieron como un simple intento de distracción. Y, en todo caso, el haber salido del clóset sólo le echó más leña al fuego que arrecia contra Spacey.

La orientación de Spacey era uno de los secretos abiertos de Hollywood. Si bien en general él optaba por la “privacidad” y evitaba oficialmente salir del clóset, este año él hizo una broma sobre su orientación sexual en los Premios Tony de este año. Pero también resulta que las denuncias como las de Rapp no son algo de lo que no se hubiera escuchado anteriormente.

Un clip de la caricatura Family Guy de hace doce años salió a flote recientemente:

En el clip, podemos ver a Stewie desnudo correr en medio del centro comercial de Quahog, gritando “¡Ayuda! ¡Me escapé del sótano de Kevin Spacey! ¡Ayúdenme!”

Sin embargo, no es solo Family Guy. En 2015, Gawker Media’s Defamer recopiló historias de Kevin Spacey de lectores anónimos. Las historias no eran solo sobre Kevin Spacey siendo gay, sino siendo un depredador.

Aunque las historias de Defamer son todas anónimas y, por lo tanto, no se pueden probar, no le dan una buena imagen a Spacey. El artículo de Spacey en el Defamer dice que el actor saluda a las personas agarrándoles el trasero y proponiéndoles sexo. Hay una historia sobre Spacey teniendo fiestas privadas en la piscina con jóvenes estudiantes del Colegio de Arte y Diseño de Savannah. En otra historia, un equipo de filmación se aseguró de que cualquier “empleado” que entrara en contacto con Spacey fuera una mujer o un hombre mayor debido a su demanda de acoso contra un asistente de producción en el set.

Otro artículo del Defamer dice que Spacey era un asiduo de las mismas fiestas de Los Ángeles con las que se relaciona al director Bryan Singer de estar involucrado en un “círculo sexual infantil“.

En 2004, Spacey afirmó haber sido asaltado en Londres. Pero en 2008, el sitio de chismes PopBitch afirmó:

¿Recuerdas en 2004 cuando Kevin Spacey fue “brutalmente asaltado” mientras paseaba a su perro a las 4:30 a.m.? […]

Lo que realmente sucedió fue esto. A Spacey le había llamado la atención un camarero de donde estaba cenando. Le dio una propina de 20 libras con su número de teléfono, y el camarero impactado accedió a reunirse con él más tarde.

Los dos hombres fueron atacados juntos. Mientras caminaban de regreso al apartamento de Spacey cerca del Old Vic para continuar bebiendo, pasaron por un parque cercano. Spacey hizo una sugerencia al camarero sobre lo que podrían hacer a continuación. Al camarero heterosexual no le gustó esta sugerencia así que le dio un puñetazo en la cara a la estrella.

Más tarde, los abogados de Spacey le sugirieron fuertemente que se guardara la historia para sí mismo. El camarero no estaba interesado en vender su historia o tomar ningún tipo de dinero y ha guardado un silencio desde entonces.

Spacey hace frecuentes apariciones en Blind Item Rehash, un sitio que intenta hacer investigaciones para poner nombres a piezas de chismes de “objetos ocultos”. Un “elemento ciego” es cuando una columna de chismes difunde chismes sin unir un nombre, generalmente usando descripciones vagas como “un actor muy importante”. Pero los “elementos ocultos” no son necesariamente confiables; dada la naturaleza, cualquier persona puede presentar un objeto oculto sin proporcionar evidencia de ningún tipo.

Las historias sobre Spacey también comenzaron a aparecer en Twitter:

https://twitter.com/becca_nvk/status/925046700703731712

Desafortunadamente, no hay forma de probar la mayoría de estas historias. Uno podría fácilmente explicar estas historias como algo hecho con el único fin de molestar. Sin embargo, a partir del comentario de Rapp, ciertamente parecen más creíbles.