lo mejor de ser gay
lo mejor de ser gay

Están Son las 7 Ventajas de Ser un Hombre que Sale con Hombres

This post is also available in: English

Sin duda hay algunas ventajas de ser un hombre que sale con otros hombres. Ventajas que tal vez ni siquiera reconozcamos a menos de que realmente pensemos en ellas. Existen las más obvias, como ser capaces de frotar el rosto en el pecho peludo de un hombre, pero hay muchas otras ventajas aparte de esto.

Así que aquí están: las siete mejores ventajas de ser un hombre que gusta de otros hombres

 

1. Compartir la ropa

Mi ex y yo teníamos sólo un cajón para toda nuestra ropa. Mido 1.93 y él 1.80, pero de alguna manera el 90% de nuestra ropa se amoldaba perfectamente a nuestros cuerpos. Ni siquiera preguntabamos si podíamos usar las camisas del otro. Sólo lo asumíamos. Al final, cuando terminamos, no estábamos seguros de quién era la ropa originalmente. También facilita las compras de regalo, porque mientras le compras una camiseta para su cumpleaños, también te compras una a ti. (Aunque, obvio, debes fingir que ese no era tu plan).

 

2. El cuchareo

He cuchareado a mujeres y he cuchareado a hombres. He cuchareado a gente de todos los géneros. Tal vez es porque soy un gigante, pero es mucho más fácil cucharear a los hombres, porque es más probable que sean de mi tamaño. Y no con esto digo que siempre quiero ser la cuchara grande. (Pero siento como en muchos de los casos en las relaciones heterosexuales, el hombre siempre es la cuchara grande y la mujer siempre es la cuchara pequeña).

 

3. El sexo

¿Has tenido relaciones sexuales con un hombre antes? Es muy… muuuuuuuuuuy increíble. Una palabra: PRÓSTATA. Si Dios no quisiera que nos metieramos cosas por atrás, no hubiera puesto la próstata en esa región.

 

4. No hay sustos de embarazos

Pues como bien sabes es biológicamente imposible. Nunca tuve el mínimo pensamiento de llegar a embarazar a un hombre o terminar embarazado cada vez que tuviera relaciones sexuales. Y en caso de que pudiera, me pondría como ocho DIUs dentro de mi ano, por si las dudas. ¿Ya sabes?

 

5. El tema de “amigos con beneficios” es muy común y no hay problema

Tenemos esto bajo control. En serio, este tema está bajo control y nadie arma conflicto sobre esto. A veces he llegado a pensar que todos los hombres homosexuales están durmiendo con sus amigos y que nadie se está comprometiendo en algo serio.

 

6. No nos importa el tema de la diferencia de edad

No solo no nos importa, también hay menos estigma social. Cuando escucho que una mujer de 22 años está saliendo con un hombre de 40 años, inmediatamente juzgo. (No debería, lo sé. Pero lo hago. Hemos sido educados para juzgar y pensar que debe haber algo mal en ese tipo de relaciones). Pero cuando me entero que un hombre de 22 años sale con un madurito de 40 años, lo único que pienso es un “Yaaasss, Werq!” y luego lloro y susurro para mis adentros: “¡Ojalá yo tuviera un madurito…!”.

 

7. No tenemos que acatar los roles tradicionales de género

“Entonces, ¿quién es el hombre en la relación?” Ambos. La respuesta es ambos porque ambos somos hombres. Pero no hay expectativas de lo que se supone que debe hacer una pareja en la relación. No se espera que uno de nosotros se quede en casa con el bebé, o pague la primera cita, o saque la basura, o cualquiera de esas tonterías. Podemos vivir y dejar vivir.

 

¿Cuáles son algunas de las otras ventajas que tú encuentras al ser un hombre que sale con otros hombres? Ponlo en los comentarios.