Lo Que La Gente No Se Da Cuenta Acerca De Ser Invisiblemente Gay O Incapacitado…

This post is also available in: English Português

Cuando sufres de alguna incapacidad que no requiere algún tipo de artefacto asistivo visible tales como sillas de ruedas o muletas, eres esencialmente invisible. Dolor crónico, enfermedades mentales, diabetes; son sólo algunos ejemplos de incapacidades invisibles. Interesantemente, las incapacidades invisibles vienen con muchos de los mismos problemas de ser LGBT.

Dado al hecho de que la gente no puede determinar lo que eres con sólo mirarte, son más propensos a demostrar su ignorancia, haciendo declaraciones insensibles y asumiendo cosas que no son verdad. Abajo están las cinco suposiciones más comunes que la gente hace acerca de las personas invisiblemente incapacitados y personas gay, y porque estas son ofensivas.

“¡No te ves como yo esperaba!”

La gente con incapacidades se ven abrumadoramente como cualquier persona, y las personas gay también se ven como cualquier otra persona. La idea de que siempre se puede descifrar si la persona es trans es errónea, porque aunque pienses que has identificado a cada mujer trans que has visto, tienes una perspectiva tergiversada acerca de como una mujer trans se ve que usas como base para tu suposición.

En el tema de la incapacitación, existen otras razones que no para usar un estacionamiento designado para incapacitados aparte de el uso de una silla de ruedas. Al igual que, a pesar de la suposición común de que sólo los niños sufren de autismo, existe muchas otras personas autistas que no son niños.

(image via Christian Doelz)
(image via Christian Doelz)

Muchas personas incapacitadas y personas LGBT enfrentan estereotipos, pero el nivel cambia de acuerdo a cuan bien encajas dentro del estereotipo. Por ejemplo, una lesbiana “butch (o masculina)” recibe más repercusiones que una lesbiana “femme (o femenina)” porque en los ojos de la sociedad todas las lesbianas son “butch” y no puedes realmente ser una lesbiana “femme”. ¿La causa? La sociedad percibe la atracción a las mujeres como masculina y por ende, las lesbianas tienen que ser a su vez masculinas.

“¡Tu lucha no es real!”

Los grupos invisibles frecuentemente ven como sus necesidades y causas se convierten en invisibles también debido a la gente que las declaran como ilegítimas o irreales. Las mujeres de color trans son asesinadas de forma alarmante por el crimen de existir, sin embargo esto es sobrepasado por el matrimonio gay como la causa LGBT más visible en los medios de comunicación.

Existe una razón para la falta de atención hacia los problemas de la gente trans, bi, “genderqueer” y “neuroqueer” (personas que su cerebro y habilidades cognitivas difieren de las “normas” médicas). Y no es sólo atribuido a la invisibilidad.  

Algunas personas sienten que el hecho de no ser visiblemente gay o incapacitado les otorga un tipo de privilegio. Insisten, por ejemplo, que las personas bisexuales en realidad les es más fácil como personas heterosexuales porque tienen  “privilegio heterosexual”. Debido a que las personas bisexuales pueden aparentar ser “straight”, argumentan que las personas bisexuales reciben los mismos beneficios que las heterosexuales como la aceptación social de ser quien son, la habilidad de ser francos acerca de sus relaciones amorosas, y la libertad de no ser expuestos a discriminación en el trabajo. Esto lleva a muchas personas a acusar a las personas bisexuales de ser homofóbicos por naturaleza — el hecho de que reciben los mismos beneficios que las personas heterosexuales, significa que también son parte del mismo sistema opresivo que favorece a los heterosexuales.

Por consiguiente, las batallas reales que los demográficos invisibles sufren son echadas a un lado para enfocarse en como su simple existencia hace la batalla de personas más visibles aún más difícil (algo que he discutido en mi artículo sobre el “feminismo blanco”). En el pasado, esto se ha llevado a situaciones extremas como cuando el HRC demandó que las banderas trans fueran removidas en una protesta sobre el matrimonio porque supuestamente distraía del problema mayor.

Cuando se trata de incapacidades, existe el concepto de una jerarquía de incapacidad, que básicamente dice que algunas incapacidades tienen más valor y mayor aceptación que otras, con personas como veteranos militares en el tope y gente con enfermedades mentales en el fondo. Termina determinando el rango de quien es la persona más socialmente aceptada y por ende el sufrimiento “más legítimo”.

La ironía es que mientras más marginado dentro de la comunidad LGBT estés o mientras mas bajo sea tu rango dentro de la jerarquía de incapacidades, eres más propenso a sufrir obstáculos debido a la falta de visibilidad y representación en la lucha en contra de tus situaciones. Es una ironía triste, pero desafortunadamente mucha gente no ve que el que te digan que tus batallas no son reales es una batalla más.

black and white, ghost, photo
(Image via Nick Kenrick)

“Todo el mundo tiene eso estos días.”

“Todo el mundo tiene ADHD.” “Todo el mundo es bisexual.” ¿No sabías esto?

es un estereotipo bastante común el que algunas formas de “queerness” son increíblemente comunes. Esto ocurre debido a la idea equivocada acerca de la validez de algunos tipos de sexualidad e incapacidades, como la idea de que ADHD es sólo ser un poco hiperactivo (como muchos niños son) o que cualquier persona puede involucrarse con cualquier género si de verdad trataran de hacerlo.

Pues, esas cosas no son ciertas. Si todo el mundo en verdad tuviera ADHD y todo el mundo fuera bisexual, no necesitaríamos nombres para ellos. Sólo sería llamado normal y seguiríamos con nuestras vidas.

En adición a ser falso, también se presta para crear peores malentendidos. Después de todo, ¿cuál es el punto de tener Orgullo Bi si todo el mundo es bisexual? ¿Cuál es el punto de medicar en contra del ADHD si todo el mundo tiene ADHD? Cuando la gente dice que todo el mundo sufre las mismas situaciones, invalidan las experiencias de aquellos que realmente las están sufriendo. Puede parecer como alfo pequeño, pero realmente puede hacer daño cuando la gente empieza a ver tu orgullo o necesidades médicas personales como ilegítimas.

“Tu la tienes fácil porque la gente no se da cuenta.”

Ah, el privilegio de pasar. Es en realidad un poco agradable el poder salir afuera y no tener gente diciéndote que las personas “genderqueer” son fenómenos o que el autismo sería curado si las personas dejaran de vacunar en contra de enfermedades terriblemente letales. La gente no te diría estas cosas si saben que eres alguien autista y “genderqueer”, pero a lo mejor, quizás dicen este tipo de cosas alrededor tuyo porque te ves “normal” para ellos.

He aquí el lado desagradable del privilegio de pasar. Cuando eres incapacitado y pasas como capaz, puedes perder el beneficio de algunos servicios como tomadores de notas para personas con ADHD o lugares en donde te puedes sentar y trabajar si no puedes estar de pies por largos periodos de tiempo. Luchar por estos beneficios muchas veces significa que debes identificarte para obtenerlos. Es un tipo de círculo vicioso que puede llevar a discriminación en los lugares donde te has identificado.

Cuando eres bisexual y pasas como heterosexual porque estás saliendo con alguien del sexo opuesto, tienes que lidiar con ser tratado como alguien que no eres. La gente termina tratándote como una persona heterosexual que nunca ha sufrido a causa de la homofobia.

(Image via The Real Estreya)
(Image via The Real Estreya)

Cuando puedes pasar, la gente comienza a pensar si “en verdad” eres bisexual o incapacitado o cualquier cosa, y si quizás estás fingiendo. Te puede salvar de algún odio, pero el pasar como algo que no eres puede ser doloroso, porque sufres el verdadero dolor diario de ser lo que eres sin que la gente crea que es real. Has trabajado arduamente para llegar a acuerdos con lo que eres y al fin y al cabo no signifique nada porque pasas como “normal”. Quizás pases pero en realidad no se siente como un privilegio. 

“Está todo en tu cabeza”

Es perfectamente racional fingir ser parte de un demográfico que sufro discriminación, ¿verdad? ¡Totalmente! Es impresionante recibir tratamiento especial por ser incapacitado o atención extra por ser bisexual. ¡Sólo piensa en los beneficios del gobierno que recibirás! No importa que la atención puede tornarse peligrosa, que la gente a veces se torna violenta cuando saben que eres “queer”, y que es bastante difícil conseguir beneficios por incapacidad. Tiene todo el sentido fingir tener una incapacidad o ser “queer”, al menos en las mentes de las personas que no son incapacitados o “queer”.

La gente con depresión por ejemplo, lidia con varias situaciones en la misma vena del “sólo estás fingiéndolo”. Dios libre que alguien los vea sonriendo o riéndose, porque tener depresión significa estar en un tono sombrío constante —  obviamente, las personas con depresión que sonríen están fingiendo tener una incapacidad mental.

Es un argumento que tiene sentido hasta el momento que te das cuenta que es simplemente mierda y no realmente como la depresión afecta. La gente “genderqueer” sufre a causa de esto también pero de forma raramente distinta porque la gente no siempre tiene nociones preconcebidas sobre ellos. Más a menudo la gente piensa que no existe tal cosa o que sólo es una moda.

Considerándolo todo, es un gran disparate. Debemos creer a las personas acerca de sus experiencias en vez de decirles que están fingiendo algo que es más difícil de que suceda de lo que pensamos.

Sí, siempre existe la posibilidad de que una persona sin escrúpulos esté fingiendo. Pero debido a esas ocasiones raras no hace aceptable que acusemos a alguien de que están mintiendo sobre sus vidas. Después de todo, hay una posibilidad de que estés invalidando la experiencia de alguien, y eso es peor de de cualquier validación que puedes recibir por probar que alguien estaba mintiendo.

(Imagen presentada gracias a Ehsan Khakbaz H.)

(Visited 56 times, 1 visits today)