luis-gerardo-mendez
luis-gerardo-mendez

Dejen en Paz a Luis Gerardo Méndez: ¿Por Qué los Medios Obligan al Actor a Salir del Clóset?

This post is also available in: English

El día de ayer la (no muy querida) revista mexicana de “espectaculos” TVNotas, filtró un audio en el que se puede escuchar al actor Luis Gerardo Méndez entablar una conversación, que duró apróximadamente tres y medio minutos, en la que se pone de acuerdo con un hombre ‘desconocido’ para formalizar un trío con él y su pareja.

Este hecho resonó rápidamente por todos lados dada la magnitud de importancia del actor. Luis Gerardo Méndez, de 35 años de edad y originario de Aguascalientes, México, es actualmente uno de los actores más solicitados del país. Es la cara de importantes marcas a nivel nacional y actualmente el protagonista de la serie de Netflix número uno en México, Club de Cuervos, así como también ha protagonizado importantes películas taquilleras y diversas obras de teatro.

RELACIONADO: Op/Ed: Avergonzar el Sexo en la Comunidad LGBTQ está Amenazando con Separarnos

Pero esta no es la primera vez que los medios se han empeñado en sacar del clóset a Luis Gerardo (y probablemente no será la última vez que él lo aclare). En el año 2014 la revista Moi publicó una entrevista al actor, la cual hizo que todos los tabloides asumieran y publicaran que él era gay. Semanas más tarde Méndez aclaró el malentendido en la alfombra roja de la película Cantinflas diciendo: “Son declaraciones que fueron sacadas de contexto, ustedes me conocen hace mucho tiempo, yo no hablo de mi vida personal, no me interesa empezar hacerlo ahora”.

Aquella vez el actor también dijo: “Por otro lado pienso que el día en que la sexualidad de una persona deje de ser noticia, vamos a dar un paso muy importante como sociedad, que creo me parece es muy importante”. Y no podríamos estar más de acuerdo con Luis Gerardo.

Si bien, podríamos debatir acerca de la sexualidad del actor; recordemos que finalmente es él quien tiene que sentirse identificado con tal o cual orientación y que nunca es ético sacar a alguien del clóset sin su consentimiento. Dicho esto, al ver la noticia en la que escuchamos a Luis Gerardo invitar a un tercero a su cama, lo único que pudimos notar fueron las ganas de desprestigiar y atacar directamente a alguien, usado un arma que es altamente controversial hoy en días: la vergüenza en el sexo (slut-shaming).

La sociedad mexicana es en su mayoría una sociedad conservadora y tradicionalista (eso sin tocar el tema del machismo y otros tantos que aún se están trabajando como sociedad) y ambas características reprueban actos que salgan del molde llamado “pareja monógama heterosexual”. Luego entonces el haber sacado un audio como este, le da permiso a la población de sentirse con el derecho a juzgar la forma en la que Luis Gerardo lleva su vida sexual y catalogar estos comportamientos como inmorales y degenerados, reforzando estigmas sobre la sexualidad de una pareja. Puedes o no estar de acuerdo con el poliamor o las relaciones abiertas, pero al final del día es una forma de vida que él y su pareja han decidido adoptar y si no les genera conflicto a ellos, no debería de generarle conflicto a nadie más.

RELACIONADO: Yo Abrazo la Palabra “Promiscuo”, y Aquí la Razón por la Cual Tú También Deberías

En un artículo pasado mencionabamos como entre nosotros (la comunidad LGBT) aún satanizamos a aquellos homosexuales que son “promiscuos”, por no adecuarse a la “hetero-norma” y el cómo esto no nos ayuda en nada como grupo vulnerado.

Por otro lado también hay gente que comenta que esta es otra maniobra publicitaria del equipo de publirrelacionistas del actor y que sólo quiere darle publicidad a la nueva obra de teatro en la que participa llamada Privacidad. Donde de ser así, el que quedaría como abusivo sería él, por comercializar con un tema para sacar beneficio propio.

¿Tú qué opinas? ¿Esta noticia es sólo un ardid publicitario o una falta de respeto a su privacidad?