5 Maneras de Sobrevivir y Disfrutar la Marcha de Orgullo LGBT al Máximo

This post is also available in: English

Como bien sabemos, el mes de junio es el momento en que todos salimos a celebrar y marchar con Orgullo. Así que nos dimos a la tarea de enlistar cinco consejos para sobrevivir la Marcha del Orgullo, con ayuda de Tori Scott. “Como aliada heterosexual, me encanta celebrar el Orgullo con mis amigos LGBTQ cada junio”, nos explicó. “Pero, como buena amante del vodka, también sé que el fin de semana ​​del Orgullo puede llegar a ser un lío algo borroso. Después de años de celebración, he descubierto las mejores formas para sobrevivir el fin de semana sin terminar ahogada”.

1. No olvides comer algo

El orgullo es un maratón, no un sprint! Por lo tanto, haz lo que hacen los corredores de maratón y llena tu barriga antes de la gran carrera para mantenerte durante todo el día. No importará qué tan sexys se vean tus abdominales. ¡Una dieta líquida no es buena para Orgullo!

2. Bebe agua (entre tanto alcohol que consumirás)

Los bares gay son muy generosos con sus cocteles. Te lo digo por experiencia. Trago, agua, trago, agua… ¡me lo agradecerás al día siguiente!

3. Omite los cigarrillos

Si bien muchas personas han dejado de fumar, es muy tentador querer un cigarrillo al beber. Este es un hábito horrible! No, repito, no caigas ante la tentación de fumar un cigarrillo con un extraño caliente solo porque estás borracho. Tu resaca es peor cuando fumas. Estoy hablando por experiencia, pero también es un hecho científico. Confía en la ciencia

4. Di no a los shots

Los ‘shots’. Son. El. Diablo. Los shots te harán perder la conciencia. De nuevo, estoy hablando por experiencia. Repite esto como un mantra antes de salir a celebrar el Orgullo para que, incluso estando borracho y feliz, y pensando en comprar una ronda de shots para todos en su grupo sea una gran idea, tu cerebro te detenga y te recuerde que los shots son el diablo.

5. Tómate un día en el trabajo

Si eres como yo, no vas a tomar ninguno de estos consejos. Vas a vivir tu vida al límite el domingo y te sentiras mal el lunes. Hazte un favor y pide el día en tu empleo. En lugar de ser un miembro productivo de la sociedad, utiliza el día para recuperarte ordenando un bloody mary, examinando todas las fotos increíbles que tomaste de todos y tratando de eliminar toda la diamantina que sigues encontrando en tu cuerpo.

¡Feliz Orgullo!