Competí en Mr. Nude York y lo que Obtuve Fue un Renovado Sentido de Amor Propio

This post is also available in: English Português Français ไทย Türkçe

Cuando era más joven, alrededor de los 9 o 10 años, actuaba delante de mi espejo de cuerpo entero, pero no del tipo de actuación que probablemente se esté imaginando. No había nada de Disney involucrado, y yo no pretendía ser Aladdin. (Bueno, tal vez más como una versión sexy de Jasmine.) Todavía mojado por la regadera, coqueteaba con la audiencia imaginaria en mi espejo con un estridente striptease. También es probable que tenga sentido que mi película favorita de niño fuera “Pretty Woman”. Mientras que otros muchachos esperaban ser bomberos o policías, yo estaba ocupado aspirando a ser una stripper o prostituta.

Comenzando con solo una toalla alrededor de mi cintura, a menudo bailaba con una pista de “Immaculate Collection” de Madonna. Otras veces sería “The Strip” del musical Gypsy, la canción en la que la protagonista del show pasa de la inocencia a stripper en cuestión de minutos.

Al igual que Gypsy Rose Lee, tuve mi primera experiencia desnudándome en público la semana pasada cuando mostré todo a una multitud llena de voraces gays en el certamen anual Mr. Nude York de Daniel Nardicio.

Pero regresemos un poco.

mr nude york 2018
Mi look en el show

Como hombre adulto, siempre he tenido un problema con la percepción de mi cuerpo. Durante la mayor parte de mis 20 años me vi a mí mismo como demasiado flaco. Tratar de ganar masa muscular o de otro tipo siempre ha sido imposible. Trabajando a menudo, los profesionales del fitness siempre me han dicho que necesito calorías para convertir en músculo, y cualquier cardio que haga anulará automáticamente cualquier ganancia. Solo digamos que nunca llegaré a ningún lado.

Luego, el año pasado, el primer año de mis 30 años, comencé a engordar después de pasar un tiempo fuera del gimnasio. Un amigo se dio cuenta de que finalmente estaba empezando a tener trasero, pero también notó que venía con “manijas de amor” y pechos más grandes. Eso solo me hizo sentir más incómodo con mi cuerpo. Me volví al gimnasio a mediados del verano pasado, buscando convertirme en los hombres que sigo en Instagram.

En las redes sociales estoy inundado con imágenes de hombres musculosos que posan irónicamente con pizza. Sus abdominales están esculpidos, sus pectorales son enormes. Siempre me ha gustado mi cuerpo, pero sé que no es exactamente lo que los hombres gay califican como atractivo. Y estar desnudo en público siempre ha sido una situación incómoda que trato de evitar.

La mirada del chico a la izquierda, no tiene precio

Muchos de mis compañeros de Fire Island toman el sol desnudos, retozando junto a la piscina con sus ramitas y bayas afuera. No les importa que haya vecinos mirando boquiabiertos a un trasero flácido. Estoy impresionado con su falta de inhibiciones y amor por el exhibicionismo. Yo también trato de hacer eso, pero tiendo a saltar al estanque tímidamente o volver a mi speedo. Mi defensa es que me gusta que la gente siga adivinando, pero en realidad no estoy seguro de mostrar mi cuerpo, prefiero quedármelo para mí mismo que compartirlo con los demás.

RELACIONADO | Mr. Nude York consiguió a los Hombres más Ardientes de Manhattan (Fotos)

En las aplicaciones me he vuelto un poco más aventurero. Durante años tuve una estricta política de ‘no desnudos’, imaginando que cuando me convierta en la versión gay de Oprah, no puedo tener mis desnudos flotando en internet. Mudarme a la ciudad de Nueva York cambió rápidamente eso, ya que conseguir que un tipo venga a darse una vuelta es casi imposible sin mostrar lo que tienes. He llegado a aceptar el hecho de que cada hombre gay dentro de un radio de dos millas de mi departamento ha visto mi pene y mi culo. Cada vez que veo a un hombre paseando por mi cuadra, me río para mí mismo de que probablemente sepa exactamente que hay debajo de mis pantalones.

mr. nude york 2018 5
Más de la competencia

Pero a pesar de que he aprendido a amar esas partes de mí mismo, aún lucho por amar a mi cuerpo como un todo. Nunca comparto imágenes de cuerpo completo de mí mismo desnudo. Es increíble cómo un hombre va a juzgar lo que tengo y tal vez lo apruebe, pero luego me bloquean unos segundos más tarde cuando no aparece una foto del pecho o una foto de todo el cuerpo.

Ahora, de vuelta a la semana pasada.

Cuando vi la convocatoria de competidores para la séptima edición anual de Mr. Nude York de Daniel Nardicio, pensé que esta podría ser mi oportunidad para finalmente dejar de lado toda esa inseguridad. Realmente no sabía las reglas o parámetros, pero pensé, “¿Por qué no poner mi nombre en el sombrero? Quizás salga ganador”. Le envié un mensaje: “Estoy adentro”.

mr. nude york 2018
Subiendo el ambiente

Solo un puñado de hombres subió al ring para el señor Nude York 2018, pero entre ellos había un adonis peludo que se convirtió en un popular niño go-go en los eventos de Nardicio, un hombre mayor que reveló que admira especialmente a latinos y asiáticos y otro escritor en ciernes quien dijo que necesitaba desesperadamente el efectivo para pagar algunas cuentas. Una cosa que hizo que mi debut en el desnudo fuera aún más estresante fue espiar en la primera fila a un chico con el que tuve una primera cita unas semanas antes. Aún no me había visto desnudo, pero estaba a punto de hacerlo, junto con otros 100 hombres cachondos que estaban detrás de él.

mr. nude york 2018
Los finalistas

Subí al escenario e intenté que mi personalidad hiciera la mayor parte del trabajo (mi tarjeta habitual del carisma cuando me encuentro en situaciones incómodas). Pero cuando llegó el momento en que tuvimos que quitarnos las toallas y hacer un baile sexy, no había forma de esconderse detrás de un ingenio rápido. Pero mi miedo se disolvió rápidamente en el aire, y dejé que todo saliera. No estoy seguro de lo que pensó la gente, pero me quedé allí con la toalla en una mano y mi pene semiduro en la otra, dándome cuenta de que no había vuelta atrás cuando el flash de las cámaras se iluminó.

No terminé ganando Mr. Nude York 2018, pero sí aprendí que desnudarse en una habitación llena de hombres gay cachondos es en realidad más sobre el amor propio que sobre el sexo.

mr. nude york 2018 2
El ganador de Mr. Nude York 2018

Y me probé algo a mí mismo: que lo único que se interpone entre mí y una de mis peores pesadillas (o los mejores sueños húmedos) es el miedo, y cuando conquiste eso, no hay forma de decir lo que podría hacer.

Esa noche, algunas personas me susurraron al oído que habían votado por mí, y les aseguré que escribiría un libro revelador el próximo año. Estoy pensando en titularlo “Lo Que Sucedió”.

Recuperé parte de mi identidad gay esa noche, ya que creo que el exhibicionismo y la falta de inhibición son parte de nuestra experiencia  colectiva como comunidad. Al estar más en contacto conmigo mismo, me puse más en contacto con la extraña comunidad a la que llamo mi hogar. Nos dicen que nuestros cuerpos no son lo más importante, y luego nos dicen que nuestros cuerpos no están a la altura. Pero esa noche, dije que mi cuerpo es perfecto, tal como está. Desnudarse frente a una habitación llena de gente puede no ser para todos, y puede que no sea para mí normalmente, pero los aliento a que lo intenten.

Es posible que termines amándote un poco más de lo que hacías antes.

Mira más fotos del Sr. Nude York 2018: