Pokemons Bailando Voguing en la Ciudad de México, el Encuentro de Dos Mundos

This post is also available in: English

El pasado sábado 25 de febrero, el Centro Histórico de la Ciudad de México fue testigo de un evento único: un fabuloso evento de Pokémon Voguing de la ciudad se reunieron para una competencia entre las principales casas de Vogue.

Como muchos de ustedes bien saben, el Voguing es el estilo de baile nacido en los ’80s en Harlem, New York, cuando las expresiones artíticas de las minorías sexuales y sociales explotaron en una nueva danza femenina con una técnica extrema, inspirada en las poses de las modelos de la revista Vogue. En las competencias de Voguing, la sexualidad de los participantes es esencial, y se popularizó tanto y tan rápido que pasó a inspirar a Madonna y a contagiar al mundo entero hasta alcanzar la vibrante Ciudad de México con una increíble fiesta de Pokémon Voguing.

Por otro lado, escapar de la fiebre de Pokémon parece imposible. Incluso los que no son fanáticos se pueden hacer una muy buena idea del impacto de estos poderosos monstruos de la animación japonesa. Desde que muchos de nosotros éramos niños, los juguetes, los videojuegos y las competencias de la serie animada se volvieron una obsesión, y hoy incluso muchos seguimos cazando Jigglypuffs e Eevees con nuestros smartphones por toda la ciudad.

¿Entonces qué pasa cuando Pokémon y el Voguing se unen en esta ciudad cosmopolita, multicultural, y de millones de personas LGBTQ? La respuesta, según sus asistentes, es un evento fabuloso, presentado por House of Queens, donde la competencia amistosa permitió manifestarse artísticamente en contra de la discriminación, la violencia y la homo/lesbo/bi/trans/queerfobia #pokemonball

En su primer ballroom del año, invitaron a las casas de vogue House of Drag, House of Apocalipstick, The House of Machos, The House of Shiva, 007, casas nuevas, drag queens, diseñadores/as, reporteros/as, fotografos/as, fashionistas, voguers, y a cualquiera que quisiera celebrar la diversidad, la inclusión, el talento y el ingenio mexicano.

Las categorias fueron Ota Runway Haute Couture y Team Vogue Femme Virgin inspiradas en Pokémon, Oldway Stone, New Way Grass, Soft and Cunt Fairy y Ota Performance. La licra de colores, el maquillaje, el brillo, la flexibilidad y la técnica se combinaron esa noche para calificar elementos como la feminidad, la seguridad, la limpieza, la ilusión con las manos, la exactitud, la contorsión, la destreza, la suavidad, las poses y la originalidad.

Ismael Alcaraz, de Aguascalientes, dice que “Cumplió como ballroom un aspecto más organizado. Incluso se llegó a escuchar protestas de feminismo a manera de unión de la comunidad, un sentimiento único.”

Los anfitriones, participantes, y la #CDMX invitan a todos a tomar clases de Voguing, a asistir a futuros ballrooms, a competir, a desarrollar una cultura de danza, y sobre todo a expresar nuestra sexualidad sin miedo. Hasta el siguiente ballroom.