REVELADA: La Agenda Poliamor (Y Sí, Contiene Matrimonio)

This post is also available in: English Português Deutsch Русский

La revista británica FK recientemente condujo una encuesta entre 1,006 hombres gay sobre sus opiniones acerca de las relaciones abiertas y poliamor — estas son, relaciones que no son exclusivamente monógamas. En resumen, los hombres gay y bisexual que nunca han tenido una de estas relaciones tienden a verlas como negativas, y a su vez los que han participado tienden a verlas con más positividad. Estos resultados son congruentes con los de un estudio en el Journal of Psychology & Sexuality en septiembre del 2013.

Si consideramos la perspectiva negativa, no es sorprendente que el 65 por ciento de los encuestados demostraron algún tipo de estigma social en contra de las relaciones poli/abiertas.

Una sesión poliamórica en la conferencia nacional de equidad en LGBTQ (Creando Cambio) dijo que el estigma anti-poli incluye la inhabilidad de ser acompañado por más de una persona a eventos corporativos, la incomodidad al mencionar multiples parejas a otras personas que posiblemente juzguen, la falta de representación de parejas saludables poliamor en televisión o en el cine y el peligro de ser condenado como un pervertido, ser despedido de algún trabajo o perder custodia de tus hijos en un caso legal sólo por ser poliamor.

De seguro. La lucha es real.

Pero puede que haya más relaciones poli/abiertas de las que los americanos se den cuentan. La académica australiana Kelly Cookson dijo que alrededor de 1.2 a 9.8 miles de americanos son participes de algún tipo de arreglo no-monógamo (alrededor de un 3 por ciento de la población de los E.E.U.U.) Y los números podrían ser aún más altos debido a que mucha gente sólo se etiqueta como monógama para evitar estigma social.

La verdad es, nos enseñan que no ser monógamo es malo, promiscuo, inmaduro y egoísta en vez de viable, saludable, maduro y amoroso. Sólo piensa en el tropo de “la otra mujer” o el del “mujeriego rompe hogares” en televisión.

Para poder cambiar esto los presentes poliamor en la conferencia Creando Cambio buscaron detallar una agenda política y social para el movimiento moderno. He aquí algunas de las metas que crearon:

  • Cambiar leyes de urbanismo para evitar que las familias con multiples padres sean desahuciados de “casas familias singulares”
  • Crear un sitio web con información legal sobre crianza/empleo/impuestos/ayuda médica, para fácil referencia. Este sitio también debe incluir información legal y emocional acerca de como disolver relaciones poliamor.
  • Promover información acerca de relaciones no-monógamas en clases de sexualidad.
  • Entrenar a trabajadores que lidian con crianza, servicios familiares y violencia doméstica acerca de la existencia de familias poli para que no perciban esto como una amenaza a la seguridad de los niños.
  • Empujar para que el gobierno reconozca el matrimonio poliamor y asegurar protecciones que no discriminen para las personas poliamor.
  • Empujar para que las empresas empiecen a proveer beneficios para parejas multiples.
  • Empujar para talleres poliamor durante los eventos de Pride locales que eduquen (entre otras cosas) que ser poliamor no es ser infiel pero que se puede ser infiel en una relación poliamor.
  • Educar consejeros y terapeutas acerca de las relaciones poliamor para que puedan aconsejar efectivamente sobre ellas.
  • Empujar para representación positiva de las parejas poliamor en los medios de comunicación.
  • Protestas y crear conciencia en contra de los estigmas anti-poli y las aspiraciones políticas de los practicantes del poliamor.

Ahora que se ha definido una agenda concreta, le toca a los poli-activistas y educadores empezar con el trabajo duro para obtener un cambio social. Tienen un camino duro por delante: una encuesta en Gallup en marzo del 2015 mostró que sólo un 16 por ciento del público acepta el poliamor — eso no es alto, pero es casi el doble de lo que la encuesta demostró en el 2001.

A pesar del disgusto público, los estudios que se han hecho acerca de poliamor han refutado el estereotipo de que no es “saludable”. Por ejemplo, en el 2015 un estudio de 8,566 mujeres por parte del sitio web para mujeres gay Autostraddle, mostró que las parejas que no son monógamas no son más promiscuas o menos sexualmente responsables que parejas que son monógamas. Compartiendo esta información con el público general ayudará a cambiar las actitudes acerca de como la gente poli se ve o actúa.