La Prohibición de la “Propaganda Gay” por Parte de Rusia Viola las Leyes Internacionales

This post is also available in: English

Hoy, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que las leyes rusas contra la “propaganda gay” violan el derecho internacional. Aunque Rusia promulgó las leyes contra los homosexuales en todo el país en el 2013 como preparación para los Juegos Olímpicos de Sochi, las acciones anti-LGBTQ regionales habían estado en vigor desde 2003.

RELACIONADO | La Policía Rusa Detiene Fuertemente a Activistas LGBT Durante las Protestas del Primer Mayo

Un caso judicial fue presentado ante la Corte Europea por tres activistas rusos de derechos LGBT. El caso se produjo después de que los activistas fueron multados en 2009 y 2012 por protestar en favor de los derechos LGBT. Aunque los activistas perdieron sus apelaciones en el Tribunal Constitucional de Rusia, fueron a la Corte Europea, quienes dictaminaron en su favor.

Rusia trató de demostrar que la prohibición no era contraria a la convención de derechos humanos ratificada por la Unión Europea y otros 19 países, entre ellos Rusia. En la corte, el representante de Rusia afirmó que la “propaganda gay” podía “convertir” a los niños.

El Tribunal Europeo discrepó en una decisión casi unánime. Uno de ellos era Dmitry Dedov, el único juez ruso en el panel de siete jueces. En su opinión disidente, afirmó que las representaciones positivas de la homosexualidad tienen un efecto adverso sobre el desarrollo de los niños y los pone en mayor riesgo de violencia sexual. Sin embargo, estas afirmaciones no están respaldadas por estudios.

La Corte Europea dictaminó que el gobierno ruso debe pagar 49,000 euros (unos 55,000 dólares) a los tres activistas. Uno de los activistas, Nikolay Alekseyev, quien no es ajeno al sistema judicial ruso. Alekseyev también ha presentado una demanda contra el periódico ruso que lo culpó por las purgas anti-gay en Chechenia.

RELACIONAD | A la Portavoz de Relaciones Exteriores de Rusia No Le Importa la Situación en Chechenia (Video)

El Ministerio de Justicia de Rusia apelará el fallo. Sin embargo, aunque la decisión de la Corte Europea debe ser vinculante, Rusia ha ignorado otras decisiones. En 2015, Vladimir Putin firmó una ley que permite a Rusia rechazar las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos al no estár de acuerdo con la Constitución rusa.

(Visited 57 times, 1 visits today)