La Vida Nocturna, un Lugar Seguro para LGBTs, pero que está Llena de Racismo y Exclusión

This post is also available in: English Português ไทย 繁體中文

Recientemente me encontré envuelto en una discusión algo tóxica en Facebook. Todo inició con la publicación escrita por un joven gay caucásico, en la publicación atacaba a a las figuras relevantes de la NFL diciendo que se “aprovechaban de los verdaderos y trabajadores norteamericanos”. Decía también que la gente de color sólo se “queja del racismo” mientras “recibe servicios gratuitos por parte del gobierno” (pero aclaraba que ¡él tenía muchos amigos de minorías!). Cerrando su mensaje con un: Estoy orgulloso de ser americano”.

He escrito muchos artículos sobre la idea de a quién le pertenece este paísqué significa ser gay cómo enfrentamos estos temas en la era de Trump y en estos tiempos que el fascismo crece en todo el mundo. Pero no importa cuánto escriba y lea sobre este tema, nunca estoy completamente preparado para ver a un hombre gay apoyar a Trump, y mucho menos cuando es agenda de un supremacista blanco.

Tal vez sea un ingenuo por creer que los homosexuales debemos ser mejores. Que deberíamos conocer mejor el contexto; que aquellos de nosotros en la comunidad LGBTQ que hemos luchado desde tiempo atrás por nuestras libertades y derechos básicos; deberíamos tener un conocimiento suficiente para estar del lado de otras minorías y apoyar a esos grupos mientras luchan por los mismos derechos básicos.

He pasado gran parte de mi vida en la vida nocturna. Yo estaba en Nueva York en los 80s y 90s, bailando en clubes como Limelight y The World. Actualmente vivo en Los Ángeles, que cuenta con fiestas como A Club Called Rhonda, Bears in Space (Osos en el Espacio) y un sin fín de almacenes que sirven de after-hours en la ciudad. Y también en fiestas en Berlín, Londres, París y Roma.

La vida nocturna ha sido parte importante en la formación de quién soy.

Y la vida nocturna me salvó. En 2013, cuando me enteré de que era seropositivo, me la vivía entre cuartos oscuros, música, bailarines llenos de color y el remolino de la humanidad — gays, heterosexuales, trans, fluidos de género, queers, jóvenes y maduros — todos se unieron para crear estos momentos perfectos en un tiempo donde pudimos ser aceptados por quienes éramos. Eso fue lo que me ayudó a sanar y aceptarme como un hombre seropositivo a los 40 años.

Ahora, en 2017, frente a lo que refleja un régimen fascista por parte de la Casa Blanca, es dentro de estos mismos espacios de vida nocturna — y la diversidad y tolerancia que fomentan — donde las personas LGBTQ sienten que pueden ser realmente quienes son.

Pero estos lugares no son del todo perfectos, ¿verdad? Incluso cuando los hombres gays tratamos de atacarnos entre nosotros, definiéndonos en base a nuestras preferencias sexuales (activos, pasivos, osos, masculinos, femeninos) utilizando la raza y el estatus socioeconómico como formas de limitarnos mutuamente. El racismo ocasional, la homofobia internalizada, la misoginia, la transfobia — estas cosas a menudo siguen siendo fuertes dentro de nuestra comunidad.

Pero también veo esperanza. Una resiliencia y un deseo de ir más allá de nuestras debilidades y unirnos como comunidad. Porque sólo cuando estamos juntos, como comunidad, seremos capaces de enfrentar los ataques que vienen de afuera contra nosotros.

Así que decidí hablar con algunos de los principales DJs de la vida nocturna queer. Las personas que están defendiendo la diversidad a altas horas de la noche.

lgbt nightlife chris bowen
Chris Bowen

Hablé con Chris Bowen, un DJ de L.A. y promotor de las fiestas locales Bears in Space, Cub Scout y un sinnúmero de eventos underground y after-hours. Hablamos del término vida nocturna como un espacio seguro para la comunidad queer.

“La vida nocturna LGBT es un espacio más seguro que la mayoría, pero incluso dentro de nuestra propia comunidad existe una división donde la gente de color y personas trans no se sienten adecuadamente aceptados o representados”, nos dijo. “Creo que muchas de las fiestas que están sucediendo ahora en L.A. están haciendo un trabajo excelente creando estos espacios seguros — espacios que sean tolerantes de una audiencia amplia y diversa”.

Bowen también mencionó que tenemos que ser más empáticos — de hacer el intento de entender de dónde viene la otra persona. Comprender sus sentimientos es crucial si vamos a seguir adelante como comunidad.

No puedo dejar de pensar, al mirar los ataques de la administración Trump contra LGBTQs y el surgimiento de grupos de derecha en todo el mundo, que lo único que nos va a salvar como comunidad es mantenernos unidos, aceptándonos mutuamente con todos nuestras diferencias y celebrando esas diferencias. Debemos de fragmentarnos en varias categorías, crear fiestas para sólo un tipo de “hombre gay”, es estar excluyendo a segmentos enteros de nuestra comunidad y esto es bastante destructivo.

lgbt nightlife DJs Tama Sumo and Lakuti
DJs Lakuti y Tama Sumo

Los DJ de Berlín Lakuti y Tama Sumo también hablaron sobre la diversidad y los espacios seguros en la vida nocturna.

“En ocasiones promocionamos nuestras propias noches, y parte de lo que nos impulsa a hacerlo es el deseo de crear el tipo de mundo que nos gustaría vivir, fuera de nuestro mundo cotidiano general”, dijeron. “Ser inclusivo significa que tenemos mujeres y hombres, gays, lesbianas, personas trans, heterosexuales, gente de color, gente mayor y jóvenes, personas con diversos orígenes sociales y demás”.

La visibilidad es “extremadamente importante”, dicen, “no sólo en la pista de baile, sino también detrás del telón. Ambas somos lesbianas de mediana edad, que tal vez no es la norma en cuanto a DJs. Una de nosotras es una mujer afroamericana y la otra es blanca y de ascendencia alemana. Es importante mostrar el inmenso y diverso talento en nuestras comunidades”.

La idea de que la vida nocturna es una forma de recrear el mundo en el que vivimos en algo más ideal, algo especial, es poderoso. En lugar de tomar el racismo, la homofobia, la transfobia, la pozfobia y la misoginia y el uso de esas cosas para separarnos, podemos crear microcosmos de tolerancia y aceptación. La vida nocturna puede consistir en espacios en los que todos podamos ser lo que realmente somos sin temor a juicio o prejuicio.

Al mirar el mundo exterior ajeno a nuestra comunidad LGBTQ, las recientes elecciones en Alemania, donde la extrema derecha tuvo un sorprendente 13% de votos, o la violencia contra gays en Chechenia, o el surgimiento del fascismo en Polonia y Francia, y la devastante presidencia de Trump en los Estados Unidos, es difícil no sentir que no hay esperanza. Como que ya no hay una manera de que vivamos nuestras vidas de manera significativa y todavía luchar por algo mejor.

Derek Marshall, otro promotor de fiestas de Los Ángeles y director de comunicaciones de la campaña para el Senador Pat Harris, es una de esas personas que está luchando para crear espacios nocturnos seguros más diversos para la comunidad LGBTQ. Él también está utilizando esos espacios para crear cambio real en el mundo exterior.

“Mi relación y las ideas sobre la vida nocturna siempre han involucrado el aspecto comunitario de unirnos para sentirnos normalizados en nuestra rareza colectiva”, nos dijo. Su última serie de eventos se llama “Enfiestemos como si te Importara”, y tiene como objetivo encontrar artistas y lugares que quieran donar sus servicios al “movimiento”, es decir, las causas progresistas y los candidatos.

“Un evento nocturno promedio puede traer 10 mil dólares, veinte mil dólares, cincuenta mil dólares y a veces más”, dijo. “Es una cantidad decente para organizaciones o candidatos locales que luchan contra las políticas actuales de la administración en materia de inmigración y DACA, o para aumentar la conciencia sobre nuevos temas como las mejores prácticas regenerativas del suelo”.

A pesar de toda la oscuridad que estamos experimentando en el mundo, no puedo dejar de sentir que aún hay esperanza. Hay un movimiento que sucede, y es una radicalización de la izquierda, que está provocando que los incomprendidos y los “raritos” estén saliendo de las sombras. Ya no sentimos que tenemos que escondernos; en lugar de eso estamos empezando a exigir ser escuchados.

Fascistas como Donald Trump y la AFD (Alternative for Germany), además de la policía en Estados Unidos que le dispara a los jóvenes afroamericanos, han dado lugar a un poderoso contragolpe liberal. Ya no está bien quedarse sentado mientras el mundo arde en llamas. Debemos ponernos de pie y luchar, y debemos ser lo más ruidosos y lo más queer posible. Y como no queda ningún lugar donde escondernos, debemos estar unidos.

DJ Ziúr, foto de Lisanne Schulze

“Estos son tiempos interesantes”, dijo DJ Ziúr, también con sede en Berlín. “Hay un aumento en el fascismo, pero por otro lado somos mucho más avanzados en términos de género, raza, edad, etc. Se siente como si este ambiente creciera donde los incomprendidos tienen un terreno común para unirse. La vida nocturna a menudo proporciona una burbuja en la que se permite a las personas salir de su zona de confort y ser ellos mismos, y eso puede ser liberador y potenciador”.

“Pero estos no son pequeños mundos perfectos”, dijo. “Aún hay momentos en los que me he encontrado con misoginia, políticas racistas en las entradas de clubs y racismo en general. Ojalá pudiéramos llegar al punto en el que no estemos luchando unos contra otros y en cambio estemos unidos contra el Gran Oponente, pero hay tantas micro-capas de estructuras de poder predominantes dentro de los oprimidos que deben ser superadas. Sólo tendremos la oportunidad de ser verdaderamente liberados si somos conscientes de las diferencias de los demás y somos capaces de comenzar a apreciarlas verdaderamente”.

Destruir esas estructuras de poder dentro de nuestra comunidad, llegar a los que están al margen de nuestra comunidad, ver más allá de nuestras diferencias, aceptarnos mutuamente en todas nuestras rarezas, negarnos al sometimiento de las limitaciones de la normalización, todo esto es esencial. Lo más radical que podemos hacer es encarnar el mundo en el que queremos vivir, donde cada persona es considerada valiosa.

lgbt nightlife Hanno Hinkelbein
Hanno Hinkelbein

“Cuando empecé a salir en la década de los 90s, salías a ser parte de la noche y, a cambio, te ofrecería seguridad y un sentimiento de pertenencia”, nos dijo Hanno Hinkelbein DJ de Londres y Berlín. “Es lo mismo hoy, si usted está dispuesto a contribuir y no sólo esperar. Si cuidas la noche, la noche te cuidará. Si haces cosas para tu ego, más estás por tu cuenta”.

lgbt nightlife dj mikeq
DJ MikeQ

DJ MikeQ, quien ha pasado los últimos 10 años defendiendo la escena nocturna queer, se apresuró a señalar que las divisiones con las que estamos tratando hoy no son nuevas. “Incluso antes de Trump, este clima político existía”, dijo. “Puede que no siempre se haya hablado de esto, pero los problemas estaban ahí. Podemos reunirnos en esta escena y ser una familia independientemente de estos temas”.

Y en cuanto a la importancia de los espacios seguros para la vida nocturna, dice: “Estamos amando a la gente, somos humanos, todos somos iguales en más formas que no, así que ¿cómo no podríamos apoyarnos unos a otros? La vida nocturna es como una zona sin jueces donde no importa cómo nos ven los demás. Puedo decir que mi vida comenzó cuando encontré a mi gente, y es importante que esto permanezca para que otros que no sean tan afortunados puedan venir a encontrarse también.

Somos una comunidad fuerte y vibrante que puede producir un cambio real en el mundo, y en nuestra vida nocturna queer prosperan la libertad y la tolerancia, lo cual es prueba de una esperanza real para nuestro futuro. Llegamos a crear espacios que permitan a todos ser libres y expresarse como quieran, y es a menudo dentro de estos espacios que puede darse un diálogo real.

Pero tenemos que luchar por estos espacios, honrarlos, valorarlos.

Tenemos que celebrar esa libertad y unos a otros.

 

Imagen destacada de Alicia Fischmeister