Consejos para que Disfrutes del Mes de Orgullo si Eres un Aliado Heterosexual

This post is also available in: English

¡El Mes del Orgullo ya inició! ¡Así que prepárate a ver arcoíris por todos lados todo este mes!

El sexo queer, los temas de género y vivir una vida creyéndote un Peter Pan hasta ya entrada la edad son, sin dudas, ventajas fantásticas de ser LGBTQ. Pero también depende de nosotros educarnos a nosotros mismos y a los demás sobre las cosas que importan.

Y a medida que nuestro creciente acrónimo LGBTQIA* continúa envolviendo a más y más personas, es aún más importante para nosotros aprender unos de otros. Sinceramente anhelo el día en el que todos nos llamemos queer y simplemente nos cuidemos los unos a los otros. Y cuando digo queer, sí, también quiero incluir a nuestros aliados: las personas heterosexuales que lo entienden, que nos aman y nos apoyan.

Me encantan los hombres nerds de mi equipo de improvisación que están obsesionados con Willam. Me encanta que la conversación de un grupo de amigas en el brunch sea de los episodios de Queer Eye. Y me encanta ver a todos ustedes heteros en los eventos del Orgullo. Eso es realmente asombroso.

Pero como sé que puede llegar a ser abrumador, aquí te dejo algunos consejos para que disfrutes de las Marchas de Orgullo LGBT si eres un aliado heterosexual:

1. Esto puede parecer obvio, pero no todos tenemos los mismos gustos.

¡Este consejo va también para los gays! No todos han visto Sex and the City, ni han escuchado a Barbra Streisand, ni se han reído de Lucille Ball. Y aún así puede que adoren a Madonna. Si estás confundido por la gravedad de este debate, tal vez lo mejor sea simplemente quedarte callado y dejar que te expliquen un poco sobre los temas que no conoces.

2. Por favor absténgase de gritar cosas que ha escuchado en Drag Race.

Decir ¡Yassss” o “Betta work” o incluso “¡Miss Vanjie!” Te hace ver como cuando tu papá dice frases que no le quedan como “cowabunga”. Quiero decir, si estás totalmente envuelto en la cultura drag y sabes todas las frases y lo dices con carisma, no te reprimas y déjalo salir. De lo contrario, no lo hagas, ya que puede sonar forzado.

3. No coquetees con nosotros a menos que lo hagas en serio.

Puedes apoyarnos, amarnos, besarnos y comprarnos bebidas y todas esas cosas maravillosas sin necesidad de darnos señales mezcladas. Si quieres coquetear, está bien. Pero hay niveles. Lo odias cuando te sucede a ti. Por otro lado, amigo, tampoco necesitamos escuchar constantemente sobre tu novia y lo lejano que estás del sexo homosexual. Lo entendemos. Sólo seamos personas.

4. No tengas miedo de nosotros o de ti mismo en este entorno.

Esta podría ser la primera vez que has sido una minoría en un grupo grande, y eso puede ser aterrador. Probablemente dirás algo equivocado, y eso está bien. Lo mismo harán todos los demás en la fiesta. Todos estamos tratando de resolver esto juntos. Todos estamos en esto juntos, y todos somos más parecidos de lo que somos diferentes.

¡Feliz Orgullo!