Estos Soldados se Convirtieron en la Primera Pareja en Casarse en un Academia Militar

This post is also available in: English

Ocurrió una primicia histórica, dos capitanes del ejército estadounidenses abiertamente homosexuales se casaron en West Point, la academia militar donde se conocieron por primera vez. El fin de semana del 13 de enero de 2018, Daniel Hall, de 30 años, se casó con Vincent Franchino, de 26 años, en la capilla de cadetes de West Point, casi una década después de que se conocieran al ser compañeros de clase. La boda gay de West Point marcó la primera vez que una pareja del mismo sexo se casó en la famosa academia militar de EE. UU.

 

Estos fueron los detalles de la boda gay de West Point

Los dos hombres, que sirven como pilotos de helicópteros Apache en Fort Bliss en El Paso, Texas, se casaron con sus uniformes militares frente a 150 personas y salieron de la capilla bajo un arco de sables hecho por otros militares de West Point. Según los informes, Hall usó su propio sable, un regalo de graduación de sus abuelos, para cortar su pastel de bodas.

Los dos hombres se conocieron en agosto de 2009, cuando Hall era un estudiante de último año y Franchino solo era un estudiante de primer año. Según los informes, la pareja comenzó a salir en febrero de 2012, cinco meses después de la derogación oficial de la prohibición de EE.UU. a miembros del servicio militar abiertamente homosexuales, lesbianas y bisexuales conocido como “Don’t Ask, Don’t Tell”.

RELACIONADO | El Sexy Novio de Max Emerson También es un Graduado de West Point Grad

Debido a esta política, los dos no podían admitir su mutua atracción cuando se conocieron. “A través de amigos en comun en West Point, cada uno de nosotros sabíamos que el otro era homosexual”, dijo Hall, “y aunque nos sentimos atraídos el uno por el otro, no podíamos decir ni hacer nada al respecto”.

gay west point wedding 02
Daniel Hall y Vincent Franchino frente a un helicoptero Apache

Eventualmente, Hall se convirtió en el mentor de Franchino en un programa que combina cadetes más jóvenes con otros mayores en una carrera profesional deseada. Después de la cancelación de la política “Don’t Ask, Don’t Tell”, compartieron públicamente su relación en línea y con sus familiares.

Ambos han sido llamados “maricones” cuando se toman de la mano en público. También se han preocupado el uno por el otro cuando son enviado a lugares separados. Intentaron salir con otras personas durante un breve período en lugar de tener una relación a larga distancia, pero finalmente se reencontraron.

“A veces nos hemos acostumbrado a estar separados”, dijo Franchino. “Es parte de lo que somos, parte de lo que hacemos, así que simplemente lo aceptamos”.