Cinco parejas ficticias del mismo sexo geniales para comparar tu vida amorosa

Cinco parejas ficticias del mismo sexo geniales para comparar tu vida amorosa

Be first to like this.

This post is also available in: English

Cuando se trata de amor, escucharás algunas veces a chicos gays compararse con romances como Romeo y Julieta o algunas otras parejas fantásticas heterosexuales, porque no hay muchas parejas gay en la literatura. Es verdad; una combinación de homofobia, heterocentrismo y reglas anti-obscenidad han apartado por mucho tiempo a parejas del mismo sexo de aparecer en las páginas escritas, por lo cual nos sentimos inspirados de buscar cinco parejas del mismo sexo para comparar tu romance también. No todas tienen final feliz, pero oye, tampoco Romeo y Julieta.

1. Michael Tolliver y Ben McKenna de ‘Tales of the City’ (2007) de Armistead Maupin

Dieciocho años después de que Maupin publicara el sexto volumen de su amada serie ‘Tales of the City’ (Cuentos de ciudad), publicó un séptimo libro en el cual, a diferencia de los anteriores, muestra una narrativa en primera persona de un jardinero de 55 años, Michael Tolliver (una verisón ligeramente velada del autor). En el libro, el personaje positivo de VIH empieza una relación con Ben McKenna, un fornido VIH negativo hombre de 33 años que hace mueble, quien es, de acuerdo con «The Guardian», «increiblemente devoto, de un buen humor infinito, e increíblemente hermoso».

Después de conocerse en una página web. los dos se casan, lidiando con los desafíos de la diferencia de edad y eventualmente tienen un trío con el peluquero de Tolliver. Aunque el libro recibió bastantes buenas críticas, muchos lectores sabían que el libro plasmaba la relación de Maupin con Chris Turner, un hombre de 30 años y su discípulo.

2. David y Giovanni de ‘Giovanni’s Room’ de James Baldwin (1956)

Aunque la pareja de la novela de James Baldwin es sumamente trágica y disfuncional, también son increíblemente románticos en todos los buenos y malos modos. Giovanni es un atractivo italiano que atiende un bar y trabaja en bar gay de París; una noche conoce a David, un americano encantador pero es dolorosamente gay ‘de clóset’ que ha ido a París para encontrarse a sí mismo. Los dos congenian y empiezan a vivir en el cuarto de Giovanni (un cuarto sin cortinas que funciona como una metáfora de su pasión secreta y la vida secreta de David).

David termina estropeándolo todo mientras deja a Giovanni para estar con su prometida, Hella. Cuando se entera que Giovanni va a ser ejecutado por asesinar a su empleado, David se deprime tanto que sale y se acuesta con un marinero random; Hella lo descubre en medio del acto y lo deja. Si bien el auto desprecio engañoso de David parece aburrido en nuestra vida moderna, su amor por Giovanni brilla incluso si él no quiere que lo haga.

3. Sammy Klayman y Tracy Bacon de ‘The adventures of Kavalier and Clay’ de Michael Chabot (2000)

Escondido en la novela de la era de la Segunda Guerra Mundial de 639 páginas de Chabot, está Sammy Klayman (aka Sam Clay), el autor principal detrás de un cómic de super héroes antifascista al mero estilo de Batman, llamado Escpaist, y Tracy Bacon, un atractivo actor cuya voz es la del Escapista en la radio. Cuando Tracy es contratado para actuar en la adaptación de cine de ‘The Escapist’, los dos se mudan a Hollywood y empiezan una vida juntos.

Tristemente, su romance se interrumpido cuando el FBI y la policía local hacen una redada en una cena privada a la que fueron parejas gays en la casa de playa de un amigo. Mientras Clay intenta evadir el arresto, es abusado por agentes del FBI y decide que no puede vivir con Bacon bajo la amenaza del constante acoso anti-gay. Clay termina jugando con la ex esposa de su primo, es decir, hasta que es expuesto públicamente como homosexual. Aunque el romance no es muy alegre, refleja la homofobia plagada en Estados Unidos durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

4. Jack Twist y Ennis Del Mar de ‘Brokeback Mountain’ de Annie Proulx’s (1997)

Sabían que debíamos incluir esta pareja, especialmente desde que el director taiwanés Ang Lee los inmortalizó en una película de premio con el mismo nombre en 2005. Twist y Del Mar son vaqueros de Wyoming que se encuentran y se enamoran mientras trabajan como pastores de ovejas en la montaña Brokeback.

Se separan y se casan con mujeres, ocasionalmente se encuentran para citas en los veinte años siguientes. Puedes ver que realmente quieren estar juntos, pero Del Mar no puede aceptarlo. Su no correspondida pasión termina en una escena rompecorazones donde, Twist pronuncia «¡No puedo hacerlo una o dos veces al año a un gran altura! Eres demasiado para mí, Ennis, hijo de puta, hijo de puta, ¡ojalá supiera cómo dejarte!».

La historia tiene un trágico desenlace con Twist muriendo en un ataque gay y Del Mar llorando y olfateando su camisa, pensando en la vida que pudieron tener juntos, pero deja una gran lección para todos sobre el amor. También, si te gustó la película, deberías leer la historia corta de Proulx, está disponible en la versión de 58 páginas, y tiene un lirismo exuberante y un tono elegíaco que la película de Lee solo pudo insinuar.

5. Maurice Hall y Alex Scudder de ‘Maurice’ de E. M. Foster (1971)

Estarás feliz de saber que dentro de todo el horrible y deprimente romance en esta lista, este de hecho tiene un final feliz. Maurice (que en realidad se pronuncia Morris), es un corredor de bolsa gay que vive al este de Londres, pero realmente no quiere ser gay. Después de visitar a un hipnotista para curarse de su «homosexualidad congénita», se da cuenta que no se puede curar de ser gay y se va con la familia de su ex novio. Allí conoce a Alec Scudder, un chico guardabosques de clase baja que capta el anhelante deseo gay de Hall y literalmente escala a la habitación de Hall en busca de un arrimón.

En un cambio dramático, Hall se espanta y Scudder se asusta y amenaza con chantajear a Hall, pero cuando ambos se reencuentran para hablar de los detalles, es más que obvio que ambos se desean. Así que ambos golpean las botas y Scudder invita a Hall a abandonar su éxito financiero y su estatus social para irse con él a Argentina. Después de rechazarlo al inicio, los dos se encuentran milagrosamente cerca de la casa de baño y prometen que ‘no deben separarse más’. Ahhhhh, ¡qué romance!

Aunque Maurice fue publicado un año después de la muerte de Foster, realmente lo escribió por ahí de 1913 o 1914, él intentó en 1932 e intentó de nuevo a principios de 1960.

¿Qué piensas de estas parejas ficticias gay?, ¿hay alguna que se nos pasara? ¡Dinos!

Related Stories

Un Nuevo Estudio Sobre Relaciones, Identificó que las Parejas Gay Duran Más Tiempo
Jake Borelli, Actor de Grey's Anatomy Sale del Clóset
7 Cosas a Considerar Sobre la Monogamia para Tener una Relación Saludable
Quantcast