familia-salir-del-closet
familia-salir-del-closet

¿Por qué a tu Familia le Cuesta Trabajo Aceptar tu Salida del Clóset?

Esta historia sobre salir del clóset, fue contribuida por un usuario de Hornet a través de nuestra plataforma comunitaria. Tú también puedes escribir historias y ser contribuidor de Hornet. Dirígete aquí para obtener más información sobre cómo escribir para nosotros.

Pareciera que en esta vorágine de información hemos perpetrado la salida del clóset como el último gran paso, que sí en muchos casos lo es, sin embargo perdemos muchas veces de vista por el proceso mismo y el conjunto de emociones que se generan desde el momento en el que tú te diste cuenta que tenías atracciones y emociones dirigidos a aquellos que por norma no deberíamos sentirlo o cuando descubres que tu cuerpo no es en el que te sientes cómodo, toma un proceso, un proceso de aceptación interna, de investigación, prueba y error y luego das la noticia, en el mejor de los casos.

¿Cuánto tiempo te tardaste en “aceptarte”? ¿Cuantas veces decidiste modificar tus movimientos o a quién dirigías tus miradas cuando te descubrías observando a quién te gustaba y no querías que NADIE lo notara? Habrá a quienes les cuesta treinta años y habemos quienes a los quince ya decidimos normalizar vivir en cotidianidad nuestra sexualidad y ese proceso nuestro núcleo cercano también tiene que vivirlo, tienen que experimentar, en muchos casos hasta vivir el mismo miedo a comunicar y volver cotidiano el tener un hijo dentro de la bandera LGBT.

Ellos también tienen que vivir un proceso de aceptación como en un duelo, dónde sus expectativas para nosotros y su plan de vida en ese momento también cambia, su dinámica y su misma perspectiva de la vida tiene transitar en el mismo movimiento que internamente hicimos. Todas nuestras relaciones son basadas en lo que veíamos de nuestra familia en la infancia, la buena o mala relación nos va dejando información inconsciente y desde ahí tomamos muchas de nuestras decisiones. Pero ahora nosotros jamás tuvimos una guía de papás LGBT+ que nos abriera las posibilidades a lo que nuestro corazón marcara y entonces eso vuelve complicada la certeza de estar haciéndolo bien en una relación. Ahora, a las generaciones anteriores a la nuestra les dieron muchísimo menos información por lo tanto si nosotros no teníamos idea de como iba a ser, ellos muchísimo menos.

He tenido en consulta muchos casos de jóvenes que no se sienten aceptados y que no pueden con el peso, pero sin embargo no están tomando en cuenta una variable que a todos nos atañe, tiempo, el tiempo es la mejor herramienta para observar la realidad, para investigar y sobre todo para experimentar, nosotros hicimos un viaje interno en el proceso de aceptación,  y sería muy injusto que les pidiéramos a todos que lleguen a la misma velocidad que nosotros, no todos los casos son iguales, pero sin embargo en la mayoría hay tiempo.

Yo creo que mi papá salió del clóset cuando me vio muy feliz con mi exmarido en una comida familiar, diez años después, es muchísimo tiempo y siempre he sido muy independiente a el, pero al final sucedió y mi familia ya era parte de todo el grupo familiar.

Esto no significa que no fuera a eventos con amigos, novios y hasta con mi esposo durante diez años, ni que hubiera conflictos, eso significa que mi papá, como a muchos de los padres o hermanos necesitan no una clase de cultura LGBT+ — que sí les urge pero no cuando salgas del clóset —. Lo que ellos necesitan para entender muchas veces está ahí en demostrar lo felices que somos en nuestra piel y así los invitamos a ver la batalla que aún resta pero desde el lado positivo, desde el amor, pues al final esa es la base por la que luchamos, igualdad, amor o en su caso estricto respeto, que también es un acto de amor.

Cuando salimos del clóset muchas veces nuestra frustración de aceptación inmediata va acompañada de impaciencia por huir de la prisión del clóset, pero calma ellos también deben aprender y en el camino tus mejores herramientas serán la compasión y la paciencia. No permitas jamás el maltrato, pero recuerda que en todo proceso de duelo hay enojo y ese enojo muchas veces nos hace decir y sentir cosas por impulso.

No hay fórmula infalible, como no hay familia perfecta pero si tienes una herramienta siempre de tu lado al igual que ellos, el tiempo, úsalo para observar y ve ayudándoles a que ellos también salgan del clóset como familia LGBT+.

 

Imagen destacada de SoumenNath via iStock.