Juana de Leeds es básicamente la santa patrona de la gente cachonda en todos lados

Juana de Leeds es básicamente la santa patrona de la gente cachonda en todos lados

Be first to like this.

This post is also available in: English ไทย

Si crees que eres cachondo, no sabes nada sobre la monja benedicta Juana de Leeds, quien en 1318 fingió su propia muerte, todo en nombre de los cachondos.

Cuando Juana de Leeds tomó la decisión personal que una vida sin sexo, debido al pacto de celibato que hizo como monja, simplemente no iba a funcionarle, ella escapó de su convento. Y para hacerlo, fingió su muerte.

Ahora, no sabemos mucho sobre Juana de Leeds, y lo que sabemos es cortesía de una nota escrita por el arzobispo William Melton en latín, encontrada en los márgenes de un viejo tomo. Referente a la historia de Juana como un “rumor escandaloso”, aquí está lo que escribió:

Juana de Leeds “descaradamente descarta la naturaleza de la religión y la modestia de su sexo,” y “fuera de una mente maliciosa simulando una enfermedad, ella pretendió estar muerta … elaboró un muñeco semejante a su cuerpo para engañar a los files devotos y no tuvo vergüenza de conseguir un entierro en un espacio sagrado entre los religiosos del lugar.”
“Seducida por la indecencia, ella se involucró irreverentemente y pervirtió su vida con arrogancia al camino de la lujuria carnal y lejos de la pobreza y obediencia. Habiendo roto sus votos y descartado los hábitos religiosos, ahora deambula por el peligro notorio para su alma y el escándalo de su orden.”

Es correcto: esta monja astuta pretendió estar terriblemente enferma, hizo un muñeco humano (como un adolescente hace en las películas para escaparse de su casa y hacer tontos a sus padres) y escapó del convento, todo para tener sexo. Glorioso, sexo obsceno (queremos creer).

The register that bears the tale of Joan of Leeds

Una de las investigadoras de la universidad de York quien trabajó para descubrir esta asombrosa historia, la Profesora Sara Rees Jones, ha dicho de la historia de Juana de Leeds que es “como un boceto de Monty Python”.

Desafortunadamente, no sabemos qué fue de la cachonda monja Juana de Leeds. ¿Alguna vez encontró la “lujuria carnal” que buscaba? ¿Fue regresada al convento para vivir sus días como un siervo célibe de Dios?

Aunque una cosa es segura: ¡Juana es un testimonio de la importancia de vivir nuestra realidad sexual! No permitas que otros te digan qué tipo de sexo o cuánto sexo debes tener, mientras no estés dañando a nadie, ¡disfruta la vida, el sexo y el placer que viene con ello!

¿Te sentiste identificado con la historia de Juana de Leeds?

Quantcast