La guía del hombre gay para viajar con juguetes sexuales

La guía del hombre gay para viajar con juguetes sexuales

Be first to like this.

This post is also available in: English Русский

Todos tenemos ese amigo… Aquel que descaradamente empaca un dildo de 30 centímetros en su equipaje sin que nada le importe, ¡todo con tal de hacer enrojecer a los trabajadores del aeropuerto! Gracias a este amigo, esto pasó en el aeropuerto Schiphol, en Ámsterdam, uno de os lugares más gays del planeta. Pero, ¿cómo viajar con juguetes sexuales si no eres tan sombrío como tu amigo? ¿Qué pasa si no quieres atraer la atención y sólo deseas disfrutar tu viaje con tus juguetes seguros en tu equipaje?

En esta guía hemos juntado nuestros tips de cómo viajar con juguetes sexuales, incluidas formas para minimizar la atención que se le da y mantenerlos seguros. Para más consejos prácticos sobre viajar seguro, asegúrate de revisar nuestros tips para viajar seguros, ¡que creemos que toda la comunidad LGBTQ debería leer!

Aquí hay 10 tips para hombres gay de cómo viajar con juguetes sexuales:
1. Atenerse a no usar anillos de metal…
… ¡especialmente si vas a usarlo mientras viajas! Eso encenderá la alarma de seguridad del aeropuerto, y las consecuencias pueden ser muy interesantes.
Nuestra alternativa personal a los anillos de metal, es el caucho. Otras opciones prácticas son de silicona o de cuero.
Si vas a llevar tus anillos en tu equipaje de mano, un tip útil es esconderlos entre tu ropa, o incluso ponerlo en las tabrillas del cinturón para que parezcan un accesorio de moda.

O siempre puedes usarlos como brazaletes…

2. ¡Evita los “poppers”!
Ahhh el viejo Nitrito de Amilo que ayuda a perderse un poco. Ya que los poppers son ilegales en muchos países, como Reino Unido, eluden la ley comercializándolos como “desodorantes de habitaciones”.
Pero a pesar de todos sus beneficios y ese breve y eufórico subidón de cabeza, los poppers pueden tener algunos efectos secundarios bastante desagradables, particularmente para aquellos con problemas del corazón o de presión sanguínea. Más pertinentes para viajar, son altamente inflamables y, por lo tanto, están prohibidos por la mayoría de las aerolíneas.
En conclusión: evita empacar popper al siguiente viaje a Isla del Fuego o Madrid. En cualquier caso, es probable que encuentras una sex shop que los venda a tu llegada, e igualmente, déjalos atrás cuando regreses.

3. Esconde tu dildo en tus zapatos
Consejo legítimo de ese amigo nuestro: en caso de que tengas que abrir tu equipaje ante la seguridad del aeropuerto, es mejor tener tu dildo oculto en una bolsa de plástico en algún sitio, como en tus zapatos.
Por si acaso, mientras más envuelto y oculto esté entre tu ropa, disminuye el riesgo de sonar la alarma. E incluso si lo hace, ten por seguro que disminuirá el riesgo embarazoso.

4. Guarda el vibrador con tus artículos del aseso
Lo mismo va para tu dildo, asumiendo que es suficientemente pequeño para caber.

Esconder tu vibrador con tus cosas de aseo personal como la bolsa de baño es una forma segura y táctica de esconderlo, de este modo minimizas un encuentro embarazoso con el equipo de seguridad. como sea, las cámaras de seguridad pueden confundirlo con un desodorante, en lugar de una herramienta pulsante de placer.

5. Dobla tu máscara de latex y guárdala con tu ropa interior
Tal vez tu versión de “viajar con juguetes sexuales” significa llevar tus máscaras fetichistas contigo. Si es así, guárdalas con tu ropa interior. Si es de licra puedes doblarla y guardarla con tu ropa, lo que la oculta por completo.
Para las máscaras de otro material, guárdalas en bolsas de plástico alejadas de tus cosas de baño, cualquier derrame produce un daño a las máscaras de látex, ¡así que ten cuidado!

6. ¡Recuerda que el lubricante es un líquido!
Parecerá obvio, pero nos ha pasado en ocasiones cuando nuestras maletas hacen sonar la alarma gracias a pequeñas bolsitas de lubricantes que no estaban con el resto de cosas de baño dentro de una bolsa transparente. ¡Así que no olvides empacar el lubricante con tus líquidos de baño!

Y recuerda, cuando guardes lubricante en una bolsa de mano, limítate a 3.4 onzas (100 ml).

7. Los arneses no deberían causar ningún problema
Hemos ido a varios viajes alrededor de Europa y Norteamérica con nuestros confiables arneses a la mano, y en ningún lado han encendido una alarma de seguridad. Un arnés no es un “en tu cara” como otros juguetes sexuales, así que no levantaras muchas cejas de asombro.

Como con todos los juguetes, recomendamos ponerlo en una segura bolsa de plástico y lejos del peligro en caso de derrames.

8. Considere la posibilidad de presupuestar una maleta facturada
Mientras que muchos de nosotros preferimos viajar ligero, particularmente para viajes cortos o cuando se reserva una maleta facturada que aumenta el precio del boleto, a veces es prudente tragarse el costo extra y facturar la maleta. De ese modo minimizas todas las situaciones embarazosas con la seguridad del aeropuerto.
Si buscas un fin de semana lleno de juegos fetichistas, o ir a un evento como Folsom, seguro vas a querer llevar toda una sección de juguetes contigo. En este caso, será más fácil facturar una maleta donde quepa todo. Los Rim Seats cabrán mejor en una maleta que en tu equipaje de mano, ¡al igual que un dildo de 30 centímetros!

9. Quítale las pilas a tu vibrador
Cuando guardes tus vibradores, recuera sacarles las pilas. No hay nada más ruidoso que un zumbido improvisado, lo cual es seguro que ocurrirá en el momento más embarazoso delante de todo el equipo de seguridad.
Y más importante, esto evitará que se te agote la batería si se prende accidentalmente en el vuelo.

10. Evita juguetes sexuales si vas a un país homofóbico…
… especialmente aquellos con leyes anti-homosexuales, como Maldivas, Sri Lanka, Malasia, Birmania o Singapur. También recomendamos extremada precaución al llegar a un país con notoria reputación homofóbica, como Turquía, Polonia, Rusia e Indonesia. ¡Estos son países donde no quieres al equipo de seguridad meneando tu dildo de 30 centímetros en público!
También ten en cuenta países que reciben a la comunidad LGBTQ como turistas, pero tienen estrictas leyes contra juguetes sexuales, y muchas veces los confiscan. Por ejemplo: Vietnam, India, e incluso Tailandia.

Así que te recomendamos hacer una investigación antes de viajar. Revisa los consejos del gobierno local y checa bien las leyes LGBTQ, particularmente relacionadas a juguetes sexuales.

Imagina que decides viajar con juguetes sexuales, te cachan, ¿y luego qué?

¡Sólo tenlo en cuenta!

¿Qué es lo peor que puede pasar? La única persona que de verdad se va a avergonzar es el chico de seguridad, quien seguro sólo se reirá. Sólo sonríe, ¡probablemente le hiciste el día a alguien!

¿Tienes algún otro consejo para viajar con juguetes sexuales?

Nomadic Boys son una pareja gay francesa / griega Stefan y Sebastien, quienes han viajado por el mundo juntos desde que se conocieron en 2009. Los chicos usan su blog de viajes gays para inspirar y mostrar que la comunidad LGBTQ puede ir a donde sea, proporcionando sus experiencias de viaje.

Related Stories

¿Cómo sabe Gwyneth Paltrow a qué huele tu orgasmo.
Hicimos una lista cada vez que el MCU quitaba su potencial queer.
En 1994, RuPaul protagonizó esta comedia de acción sobre el robo de medicamentos contra el VIH
En la década de 1970, el sexo gay estaba desenfrenado en los muelles de Nueva York y en los camiones. ¡Aquí está la historia.
Quantcast