Las 3 preguntas que más me hacen acerca de mi relación a larga distancia

Las 3 preguntas que más me hacen acerca de mi relación a larga distancia

Be first to like this.

This post is also available in: English Русский Українська

Conocí a mi novio, Noah, hace año y medio durante un viaje de trabajo a Londres, en donde él vive. Yo vivo en Los Ángeles. Para ser honestos, nunca pensé que pasaría algo más allá de una noche de diversión, y definitivamente nunca imaginé que podría darse una relación a larga distancia.

Pero pasamos juntos esa semana que yo estuve en Londres. El día que tenía que volver a L.A., compré boletos para regresar a Londres y verlo, para 6 semanas después. Y por el último año y medio, así es como le hemos hecho. Los primeros 9 meses yo iba cada 5 ó 6 semanas a Londres y, cuando Noah se mudó a Berlin empecé a volar hacia allá con la misma regularidad.

Hay una gran variedad de razones por las que una relación podría no funcionar – y razones por las que ni siquiera deberías considerar empezar una – y los 9,600 kilómetros parecían ser una de ellas.

Pero aprendí que siempre hay algo. Cada relación (incluyendo las de larga distancia) tiene sus retos, y a veces pienso que ese es el precio que pagas por el amor. Hay obstáculos. Pero si les encuentras el modo, tal vez te ganes el mayor premio del mundo: una relación amorosa y sexy, llena de aventuras con la persona de tus sueños.

Una de las cosas que mi mamá me dijo cuando empecé a salir con Noah fue: “Deja de creer que la distancia es algo negativo. Piensa en lo increíble que eso. Puedes vivir una vida internacional, viajando entre los Estados Unidos y Europa. Puedes pasar semanas con el hombre que amas pero luego regresas a casa y tienes tu propio espacio, trabajas en tus sueños y en tus metas. Para mí, suena ideal”.

He llegado a darme cuenta que las relaciones nunca embonan perfectamente en esos moldes que vemos en Hollywood. Son complicadas, pero, ¿por qué no habrían de serlo? No es fácil tomar a dos individuos completos y juntarlos, esperando que se integren en una entidad sin costuras.

El verdadero reto es encontrar una manera de mantener la individualidad y la independencia al mismo tiempo que se respeta la individualidad de la pareja. Si puedes encontrar a alguien que pueda hacer eso, los obstáculos no importan. Cualquier cosa es posible.

Aquí están las tres preguntas que me hacen más frecuentemente sobre estar en una relación a larga distancia:
1. “Viajar es caro. ¿Cómo es que no gastas miles de dólares?”.

Es cierto, los vuelos a Europa eran realmente caros, incluso podían superar los $1,000 USD. Pero ahora con aerolíneas de bajo costo como Norwegian, Wow y Aer Lingus – por nombrar algunas – puedes llegar a encontrar vuelos dentro del rango de los $300 – $600 USD por un viaje redondo. Y gracias a que tenemos estas aerolíneas nuevas y más baratas, las que son tradicionalmente más caras como Delta y American han empezado también a ofrecer mejores precios.

Mi sitio favorito para reservar, es SkyScanner.com, pero hay literalmente cientos de sitios para ayudarte a encontrar los vuelos más baratos. Y descubrí que, si puedo ser flexible con las fechas de viaje, siempre encontraré un precio decente. Mi aerolínea favorita por ahora es Norwegian, no estoy amarrado a millas o a alguna aerolínea en específico. Volaré por la que sea la más barata.

Un truco que recién descubrí, es que en lugar de reservar viajes redondos, también busco solo de ida. En mi próximo vuelo a Berlin, encontré un asiento en el directo LAX – Berlin, con Norwegian, en $239 USD (ya incluyendo la selección de asiento y la comida, pero sin ellas hubiera estado en $179 USD). Luego reservé otro vuelo en $219 USD (con asiento asignado y equipaje documentado) en Wow. En total fueron $458 USD, y podría haber salido $100 USD más barato si no me hubiera ido por las mejoras.

Esa es otra cosa: normalmente no compro los boletos mejorados. Me traigo un montón de sandwiches y empaco ligero, con esto puedo volar por ~$400 USD ida y vuelta.

Muchos de estos consejos también sirven para viajar doméstico. Noah y yo nos vimos hace poco en New York, y yo reservé boletos en aerolíneas diferentes por un total de $298 USD. Aerolíneas como Spirit, a pesar de sus reseñas negativas, te llevan y te traen por un precio bajo. Noté que con mi computadora, algunas películas descargadas y sandwiches, aguanto cualquier vuelo de 6 horas.

Otra gran herramienta para viajar, ya sea doméstico o internacional, es una app llamada Citymapper. Solo poner la dirección o el nombre de un restaurante, museo o lo que sea, y te mostrará información minuto-a-minuto de rutas de trenes, autobuses o cómo llegar a pie. Citymapper me ha permitido ahorrar una fortuna en taxis a aeropuertos y poder moverme mejor en ciudades del extranjero permitiéndome tomar el metro prácticamente en todos lados. Con esto no solo ahorras dinero, sino que también tienes una sensación increíble de independencia, y puedes conocer mejor la ciudad en la que estás.

2. “¿Cómo le hacen para pasar semanas sin verse el uno al otro en una relación a distancia?”

No es fácil. Extraño a Noah todo el tiempo. Pero también pienso que mi mamá tiene razón; hay algo realmente hermoso en tener tiempo para construir mi propia vida, hacer amigos por mi cuenta y tener mis propias aventuras. Entonces puedo llevar esas aventuras a Noah y compartirlas con él.

Pero eso no cambia el cuánto nos extrañamos. Aquí hay 3 cosas que nos han ayudado a navegar estas aguas:

(1) Nuestra regla de las 6 semanas. Hacemos todo lo humanamente posible para asegurarnos no pasar más de 6 semanas sin vernos. 5 semanas es más ideal y, honestamente, más realista.

Tengo suerte. Mi trabajo me permite la flexibilidad de viajar cada 5-6 semanas. Noah es arquitecto y tiene los horarios y días de vacaciones tradicionales. Esto significa que él viene a verme 2 veces al año y yo voy a verlo más frecuentemente.

Esto no es posible para cualquiera. Tengo un amigo que sale con alguien de Chicago. Usa mucho de su tiempo de vacaciones para tomar fines de semana de 3 días y volar a Chicago, ahorrando para los pocos viajes que pueden tomar juntos. Se pueden ver casi una vez al mes.

Si has encontrado a alguien a quien amas y estás dispuesto a hacer que una relación a distancia funcione, siempre encontrarás la manera. A veces solo falta ponerse creativos.

(2) El chat interminable. Nos escribimos cada mañana cuando nos despertamos y cada noche cuando vamos a la cama, y de rato durante las tardes también. A Noah le gusta contarme cuando va a ir al gym o a la tienda; yo le escribo cuando me estoy tomando un café o salgo a caminar. Esto nos hace sentir conectados, no solo al romance, al sexo o al amor, sino también a las pequeñas cosas que pasan en el día.

Somos parte de la vida del otro aún cuando no podemos estar juntos.

(3) La regla del FaceTime diario. Creo que esto es lo que nos ha permitido ser exitosos con nuestra relación a distancia. Diario hablamos por FaceTime. Normalmente por unos 20-30 minutos. A veces Noah está comiendo o cenando y yo estoy desayunando. Nos contamos cómo fueron nuestros días y hablamos de cosas que vimos en las noticias. Cosas normales de las que hablan las parejas.

Tenemos suerte de vivir en el 2018. La tecnología ha unido a todo el mundo y nos permite estar en contacto aún a grandes distancias. También es realmente bueno verlo. Tiene una sonrisa increíble.

3. “Yo no creo poder pasar 5 semanas sin sexo. ¿Cómo lo logran?”.

OK, esta sí es difícil. Me gusta tener sexo con Noah, y extraño cuando no lo tenemos. Pero les diré la verdad sobre todas las parejas: el sexo siempre es un tema. Así estén a 9,000 km o a 10 m, es algo que todos tienen que navegar.

La gran ventaja de ser queer es que podemos decidir por nuestra propia cuenta el cómo lo navegaremos. Las únicas reglas que seguimos son las nuestras. Ya sea citas sexuales en FaceTime, o reglas para abrir la relación.

Se supone que el sexo debe ser divertido e íntimo. La sexualidad la podemos compartir con nuestras parejas. Estar separados solo significa que nos tenemos que poner más creativos en el cómo la compartimos.

Las relaciones son difíciles, sin importar las circunstancias. Una relación a distancia puede agregar una capa extra de complejidad que es demasiado para algunos. Pero me gusta tener mis 2-3 semanas con Noah y luego volver a casa y tener mi propio tiempo para crecer y ser el hombre que quiero ser.

Esto tal vez no funcione por siempre. Es difícil pensar en el futuro. ¿Querremos Noah y yo vivir juntos? ¿Será que la distancia, al final, sí sea demasiado? Si eventualmente queremos vivir juntos, ¿Terminaré yo en Berlin o él en L.A.? Tal vez encontremos un mejor acuerdo.

Siempre hay formas de hacer que una relación a distancia funcione. De hecho, en estos tiempos es más fácil que nunca.

¿Has estado en una relación a larga distancia?

Jeff Leavell es un escritor que vive entre L.A. y Berlin. Se especializa en escribir sobre la vida social queer, relaciones, sexualidad, arte y la vida nocturna. Su novela “Accidental Warlocks” será publicada por Lethe Press este año. Le puedes encontrar en su sitio web o en Instagram.

Quantcast