‘Milkteeth’ de Douglas Dare es un pop primitivo sobre el dolor y la perplejidad de crecer ‘Other’

‘Milkteeth’ de Douglas Dare es un pop primitivo sobre el dolor y la perplejidad de crecer ‘Other’

Be first to like this.

This post is also available in: English

El máximo clasicista pop Douglas Dare ofrece un cambio de imagen en su tercer lanzamiento, Milkteeth. Como reflejo de su título, los dientes primarios completamente formados debajo de la línea de las encías de un recién nacido en espera de desarrollo dentro de los primeros dos años de vida, el inglés mira hacia atrás a su propia progresión como un hombre gay expresivo de género y esas luchas y alegrías fundamentales que han moldeado su viaje .

Su debut, Whelm, y su continuación Aforger fueron filmados con intrincadas melodías de piano y arreglos instrumentales de tonos oscuros. Eran fantásticos, opi góticos limítrofes, a veces desgarradores («Oh Father»); a veces asombrosamente hermosa («Clockwork»). Debido a que las letras de Milkteeth son primordiales, procesan su sensación de aislamiento y de extraño cuando era niño, se acerca a la música con, bueno, guantes para niños. Él permite que el dolor y la perplejidad de crecer «otro» tome el centro del escenario sin censura.

Dare aprendió el autoarpa, sin duda inspirado por su amor por PJ Harvey y Joni Mitchell, y su rasgueo delicado informa mucho aquí. Sin embargo, no confundas esta suavidad con la debilidad. Piensa en la Plastic Ono Band de John Lennon o el Perfume Genius’s Learning, obras que confrontaron el daño de la infancia y la furiosa lucha por sobrevivir, primero funcionalmente y luego de manera dominante.

Dare comienza con el triunfo aquí en el llano «I Am Free». Entre una melodía de piano tan rica como la de Rufus Wainwright, el compositor rechaza la oposición de mente estrecha con el canto inspirador: “Soy libre y puedo sentir amor; Soy libre.» Cómo llegó allí sigue en las pistas restantes. Su viaje está lleno de calidez (la protección de una madre en las engañosas «Red Arrows»), la confusión (los «Heavenly Bodies«, la soledad («Wherever You Are«) y la liberación («Run«).

Y se transforma a través del amor, con amor, en la sorprendente «The Joy in Sarah’s Eyes«, sobre una hermana, una amiga, un reflejo de su propia identidad. Está abierto a interpretación, aunque el registro en sí mismo es un resumen de la graciosa confianza de Dare como artista. «Solo ahora me siento libre de expresar nuevamente a mi niño interior», dijo, «y me doy permiso para jugar a disfrazarme». Cualquiera sea la forma de expresión, le queda bien.

El tercer álbum de Douglas Dare, Milkteeth, ya está disponible.

Related Stories

No, que Otro Chico te de Sexo Oral no Necesariamente te Hace Gay
'De Grande Serás J*to', la Nueva Canción del Cantante Italiano Reggaetonero Eledos
Conchita Wurst Está Completamente Irreconocible en este Video Musical
Quantcast