El Internet se Volvió Loco al Ver este Comercial donde un Niño Huele un Suspensorio

This post is also available in: English Português

El detergente para ropa Gain lanzó recientemente un anuncio que generó polémica por sus matices homoeróticos. En el nuevo comercial de la marca Gain, dos niños pequeños intentan engañar a su padre colocándose un suspensorio en la cara mientras toma una siesta. Para su sorpresa, el olor del suspensorio lo hace sonreír — porque ha sido lavado con el detergente Gain y no porque el niño sea un precoz sexual olfateador de suspensorios.

Naturalmente, el nuevo comercial de Gain se ganó algunos usuarios mojigatos en Twitter catalogando el video como “inapropiado” y “sucio”. Pero cualquiera que haya sido un niño sabe que los niños (como los que están en el comercial) regularmente hacen bromas de popó y pedos. Por lo que no son ángeles; sólo son niños preadolescentes.

Gain jockstrap 02

Y fíjate nada más en quién es su modelo a seguir: un sexy DILF que deja sus suspensorios tirados en la sala de la casa a la vista de cualquier persona. Por lo que no es de extrañar que sus hijos hayan encontrado el suspensorio y hayan querido arrojarselos a la cara. Lo que no sabemos es si los chicos han estado lidiando con las ganas de aventarle sus suspensorios sucios a su padre desde hace tiempo.

Cuando los chicos le ponen el suspensorio en la cara a su padre, la broma se les cae porque puede ser que a su padre le guste su propio olor masculino… y probablemente no sea el único. Notamos que no está la mamá a la vista. Quizás es porque no existe una mamá. ¿Saben a qué me refiero…?

Tal vez lo que huele no es el detergente, chicos. Si bien, Gain es un buen producto, este sexy DILF necesitará algo más que el olor a limpio para hacerlo sonreír en sus sueños. De hecho, papá no solo sonríe en sus sueños, sino que también cambia de posición y mete el dedo en el suspensorio, lo que hace que nuestras cabezas piensen que tal vez al papá le gusten los suspensorios olorosos ¿están de acuerdo?

Gain jockstrap 03

Y parece que la influencia de papá se está replicando en sus hijos mientras su hijo mayor arranca curiosamente el suspensorio de las manos de su papá, todavía adormecidas, para oler el suspensorio de su padre. Imaginamos que el hermano menor tal vez lo olfateará después, preguntándose todo el tiempo si es por eso que los otros niños en la clase de deportes se burlan de él.

Básicamente, el internet comentó que esta comercial de Gain hará que todos sean gays. Y si ya lo viste, pues ahora ve a comprarte tu suspensorio y disfruta.

Mira el comercial en donde el niño huele el jockstrap:

¿Qué piensas del comercial de suspensorio de Gain?