La Vida de las Personas LGBT en Turquía es Difícil, Nos Dice este Autor y Activista

This post is also available in: English Português Français ไทย 繁體中文

Nota del Editor: La homosexualidad es criminalizada en más de 70 países en todo el mundo. Y en al menos ocho países, ser LGBT es castigado con pena de muerte. Mientras la homosexualidad sea criminalizada, las personas LGBT seguirán enfrentándose a la violencia, el acoso y la discriminación. Estas leyes también impiden que las personas LGBT participen plenamente en sus comunidades o accedan a servicios públicos. Como parte de nuestra campaña #DecriminalizeLGBT, presentamos historias de personas LGBT afectadas por estas leyes de gobiernos anti-LGBT. Únete a la campaña #DecriminalizeLGBT aquí.

Turquía es un país en el que la homosexualidad no es ilegal “en los libros”, pero en la vida real así no es exactamente cómo funcionan las cosas. Murat Renay — fundador de la revista de cultura gay más grande de Turquía, GZone, autor y activista — le dice a Hornet, que Turquía es un país problemático para las personas LGBT. El gobierno, controlado por un partido radicalmente conservador, sobrepasa sus límites al criminalizar a las personas LGBT.

lgbt people in turkey 2

Esto es lo que Murat Renay tiene que decir sobre la vida de las personas LGBT en Turquía:

No es un crimen que dos hombres tengan relaciones sexuales en Turquía, ni que se travistan, ni que sean transgénero, ni que sean homosexuales. Pero — y este es un gran pero — a pesar de que no existan leyes que criminalicen estos actos e identidades, ser LGBT en Turquía no deja de ser problemático.

lgbt people in turkey 7

En Turquía, las personas LGBT siempre pueden ser detenidas bajo el cuestionable “acto de comportamiento inmoral”, particularmente porque el país se encuentra en estado de emergencia declarado desde el intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016.

lgbt people in turkey 5

El gobierno parece abusar del poder absoluto que tiene durante este estado de emergencia, y ha utilizado ese poder para prohibir los desfiles de Orgullo LGBT desde 2016, así como también eventos LGBT como proyecciones de películas y eventos más informales en ciudades como Ankara y Estambul.

La constitución de la República Turca no tiene ninguna protección para las personas LGBT, ni tampoco tiene ninguna ley que mencione la homosexualidad o el sexo gay como un crimen. Pero la implementación de las leyes turcas en la sociedad muestra lo contrario.

lgbt people in turkey 3

Ellos tratan de desacreditarnos.

Criminalizar a las personas LGBT no se hace solo a través de leyes, sino desacreditando a las personas LGBT a través de la especulación (relacionándolos con terroristas) o insultándolos en los medios partidistas radicales y conservadores. Después de que la presión del partido gobernante se intensificó hace tres años, la desacreditación de las personas LGBT a través de una variedad de métodos se ha convertido en algo común.

lgbt people in turkey 4

¡Debemos cambiar esto!

Las personas LGBT en Turquía viven bajo la presión del partido gobernante conservador, que parece fortalecerse cada año. Pero creemos que siempre hay esperanza en nuestro movimiento. Debemos aprender a cambiar nuestra actitud y nuestras formas de resistir esta supresión. Debemos cambiar nuestros caminos para ganar más aceptación. Ese camino será difícil, pero creemos que algún día la mayoría de nuestro país aprenderá a respetar nuestros derechos. Porque ¡sí existimos!

lgbt people in turkey 8

¡Las personas LGBT en Turquía necesitan más apoyo!

Nuestros hermanos y hermanas europeos y estadounidenses deben alzar sus voces sobre la supresión y la crueldad contra las personas LGBT en los países de Oriente y Medio Oriente. Las comunidades LGBT en estos países no siempre tienen el poder de cambiar las leyes o cambiar el paradigma social, por lo que nuestros aliados deben rebelarse a nombre de nosotros. Por favor, no duden en hablar bien de nosotros y ofrecer asistencia en todo lo que puedan.

Apoya la campaña #DecriminalizeLGBT de Hornet. Más información aquí.

 

Todas las fotos son de Ömer Tevfik Erten