trabajadores sexuales
trabajadores sexuales

Estos Son los Famosos que No Sabías que Fueron Trabajadores Sexuales

This post is also available in: English Português Deutsch

¿Qué tienen en común Roseanne Barr y Malcolm X? No mucho, en realidad, excepto que ambos fueron trabajadores sexuales en las primeras etapas de sus carreras, al igual que muchos otros actores, músicos y activistas.

Algunos lo hicieron porque tenían que hacerlo y otros lo hicieron porque quisieron; lo mismo puede decirse de todas las personas que trabajan en cualquier otro trabajo.

Aquí hay una lista de siete personas cuyos nombres son conocidos, pero de los que quizás no sabías esta etapa de sus vidas.

Echa un vistazo a esta lista de personas famosas que te sorprendería saber que fueron trabajadores sexuales:

1. Maya Angelou

sex worker maya

La Dra. Maya Angelou solo obtuvo títulos honorarios, también tuvo una gran variedad de trabajos a lo largo de los años. Probablemente la conozcas como poeta, pero si realmente leíste su serie de memorias entonces sabrás que también fue cantante calypso, actriz de Broadway nominada al Tony, pintora en un taller y la primer conductora femenina de un tranvia en San Francisco.

Cuando era bastante joven, Angelou trabajó como prostituta y gerente de burdeles, actividades que describe con franqueza en sus memorias de 1974 tituladas “Gather Together In My Name”:

Escribí sobre mis experiencias porque pensé que mucha gente les dice a los jóvenes: “Nunca hice nada malo. Quien moi – Yo nunca. No tengo esqueletos en mi armario. De hecho, no tengo armario”. Mienten así y luego los jóvenes se encuentran en situaciones y piensan:” Maldición, debo ser un tipo bastante malo. Mi mamá o mi papá nunca hicieron nada malo”. No pueden perdonarse a sí mismos y continuar con sus vidas. Así que por eso escribí el libroGather Together in My Name.

2. Roseanne Barr

sex worker rosanne

En una historia para Vanity Fair en 1994, la estrella de la televisión y el tabloide Roseanne Barr (Roseanne Arnold en ese momento) le confesó a Kevin Sessums que había trabajado como prostituta en sus 20 años, ofreciendo servicios en el estacionamiento de un centro comercial. Ella describió eso, y muchos otros detalles sobre su mayoría deprimentes en sus primeros años, en las memorias Roseanne: My Lives.

Ella dijo en el artículo de Vanity Fair: “Creo que la prostitución debería ser legal porque la forma en que una sociedad trata a sus prostitutas refleja directamente cómo trata a las mujeres más poderosas. … Siempre ha estado ahí, y las mujeres deberían poder controlarlo y regularlo. … La prostitución es un negocio”.

3. Rupert Everett

sex workers Rupert

El actor inglés, novelista y cantante de New Wave, Rupert Everett, nació en una familia adinerada, pero pasó sus días más jóvenes siendo escort y así pagando su universidad. Su primer papel en el cine, interpretando a un personaje gay en Another Country de 1984, lo convirtió en una estrella, y salió del armario. Nunca fue tímido a la hora de expresar sus sentimientos, reveló su pasado como prostituto en 1997 al tiempo que promovía el estreno de la película La Boda de Mi Mejor Amigo. También fue anfitrión de una serie de entrevistas en televisión británica titulada Love For Sale sobre varios trabajadores sexuales británicos.

4. Kathleen Hanna

sex workers kathleen hanna

Kathleen Hanna es ampliamente conocida como la líder de Bikini Kill, Le Tigre y The Julie Ruin, pero en su juventud trabajó como stripper porque le daba la flexibilidad para salir de gira. No le gustaba hacerlo, pero también fue cuidadosa de reconocer que a la mayoría de las personas no les gustan sus trabajos.

Hanna habló con The Dissolve, sobre la película underground de Lizzie Borden, Working Girls, que destaca por su representación realista de la industria de los clubes de striptease.

5. Amanda Palmer

sex workers amanda palmer

Amanda Palmer, músico y personalidad de internet enormemente polarizante, se conoció por primera vez como la mitad del dúo The Dresden Dolls.

En su mayor parte, a los críticos y al público parecía gustarles su actitud sardónica y su disposición a enfrentar temas desagradables en sus canciones, como el aborto y el abuso infantil. Luego, una oleada de sentimientos públicos contra ella aumentó alrededor de 2010. Luego llegó el momento en que recaudó un millón de dólares en Kickstarter y luego pidió a los músicos que se unieran a ella en el escenario de forma gratuita (finalmente cedió y les dio dinero). Luego dio una charla TED para explicar su modelo de negocio. Pero antes de que todo eso sucediera, ella fue una stripper.

6. Dee Dee Ramone

sex workers Dee Dee Ramone

El bajista y cofundador de la legendaria banda punk The Ramones, el hombre nacido Douglas Colvin, pasó un tiempo como vendedor ambulante en Nueva York. Aunque reacios a discutirlo públicamente, otros miembros de la banda han dado a entender que la canción de la banda “53rd & 3rd” está ligeramente inspirada en trabajadores sexuales y en las experiencias de Dee Dee en esa antigua área de cruising de Manhattan.

La sombría canción dice: a ninguno de los clientes les interesa, y luego, cuando uno lo está, el narrador lo apuñala para demostrar que él “no es maricón”.

En el libro Addict: Out of the Dark y en Into the Light de Christopher Keeley de 2007 se incluye una entrevista con Dee Dee, en la que explica lo que sucedió:

Yo trabajaba como empleado de correo durante el día y eso no me daba mucho dinero porque era un trabajo mal pagado, para mantener un apartamento en Manhattan y un hábito de drogas, un hábito de heroína. Y por la noche, me dirigía a la esquina de la Calle 53 y Third  Ave en Manhattan, para ser recogido por hombres con quienes me iba a sus casas por veinte dólares y tenía sexo con ellos para poder comprar un par de bolsas de droga.

Y esto se prolongó durante algunos años y me convertí en un miserable drogadicto. Todos mis amigos del momento eran drogadictos y prostitutos. Y luego de alguna manera, me junté con algunos amigos de Forest Hills, que nos gustaban las drogas y el mismo tipo de música que me gustaba: los New York Dolls estaban en la escena y de alguna manera eso nos unió.

7. Malcolm X

sex workers malcolm

El libro de Bruce Perry, Malcolm: La vida de un hombre que cambió a la América negra, aborda directamente la sexualidad de Malcolm, desde indiscreciones juveniles con compañeros de escuela hasta el momento en que Malcolm se escabullía de la cama por la noche para visitar a un travesti gay llamado Willie Mae.

El crítico y activista de los derechos LGBT del Reino Unido, Peter Tatchell, expuso sobre la sexualidad y la historia de la carrera de Malcolm en un editorial de The Guardian llamado “Malcolm X – ¿Un heroe gay negro?”:

En Nueva York, dos de los amigos de Malcolm de Michigan recuerdan haberse tropezado con él en el YMCA, donde Malcolm se jactó de haber ganado dinero al servicio de “maricones”. Más tarde, Malcolm trabajó de mayordomo con un rico soltero de Boston, William Paul Lennon. Según el compañero de Malcolm, Malcolm Jarvis, le pagaron para rociar a Lennon con talco y llevarlo al orgasmo.

Perry sugiere que los encuentros homosexuales de Malcolm pueden no haber sido completamente motivados financieramente. Sus inseguridades masculinas y su ambivalencia hacia las mujeres encajan en el arquetipo de un hombre gay reprimido y señalan la homosexualidad latente.

¿Ya sabías de algunos de estos famosos trabajadores sexuales? ¿Hay algun otro trabajador sexual que hayamos olvidado?