Vergüenza Corporal: ¿Por Qué Todo el Mundo le Tiene Tanto Miedo al Ano?

This post is also available in: English Português ไทย Türkçe

Gay, heterosexual, bisexual, sexualmente fluido o asexual — este artículo es para todos, particularmente para aquellos que se tienen vergüenza corporal. El ano es un sitio masivo de vergüenza corporal y vergüenza sexual. Ignoramos y evadimos esta área tanto, que la convertimos en una forma de vergüenza corporal. Para muchos es la parte de nuestro cuerpo más temida, al grado que provoca ansiedad y vergüenza.

Nuestro piso pélvico, donde vive nuestro ano, es un punto de contacto importante con el mundo y puede ser una herramienta para construir intimidad contigo mismo y con los demás. Todo nuestro cuerpo hace esto, pero el ano tiene una alta concentración de neuronas sensoriales.

A continuación te explicamos cómo evitar la vergüenza corporal y hacer que tu ano sea tu amigo:

1. Práctica

El ano necesita mucho contacto para relajarlo, así que toca más tus genitales, todos. Siéntelos, reconoce su existencia y acostúmbrate a que te toquen. Esto ayudará a desarrollar y asociar más erotismo. El suelo pélvico ya es un área tensa porque tenemos mucho estrés generalizado aquí, así que no empeores las cosas ignorando a tu ano. Necesita masaje para relajarse, lo que también terminará relajándote a ti.

2. Muévete

El movimiento de la parte inferior del cuerpo abre el área de la pelvis. Parte de relajarlo y encontrar el placer en él requiere calentarlo. El movimiento y el estiramiento del área pélvica puede mejorar la confianza corporal y sexual.

vergüenza corporal

3. Reduce la vergüenza corporal y la vergüenza sexual

Para resolver por completo la vergüenza corporal, debes aprender a tocar y utilizar todo tu cuerpo, especialmente su parte más temida y avergonzada. Hacer uso de tu ano con tu pareja es una de las cosas más íntimas que puedes ofrecer. El juego anal es intimidad, y no permitir el tacto anal es negarse a sentirte en niveles más profundos. Nuestros cuerpos son herramientas de conexión.

4. Evita otros problemas sexuales

La tensión en la pelvis conduce a otros problemas sexuales debido al impacto negativo de la tensión constante y la constricción que llevamos hasta que hacemos el trabajo de relajarnos y lo hacemos placentero. Evitarlo y tener ansiedad en esta área provocan el cierre de otras áreas locales y conectadas. Al tensarte por evitar exponer esta zona también tensas las áreas circundantes.

5. Diviértete

Lo más importante es que se trata del placer y la diversión, así que agrega otros niveles de estimulación a tu juego anal. Usa dedos, juguetes y lenguas. Las personas con pene verán que su próstata y su polla están profundamente conectadas con el ano, y la utilización de todas las partes de la anatomía inferior puede aumentar la relajación y el placer.

El Dr. Chris Donaghue es conferencista, terapeuta y presentador del podcast LoveLine, un experto semanal en The Amber Rose Show, y co-anfitrión frecuente de la serie de televisión The Doctors. Anteriormente fue anfitrión de Sex Box de WE tv y Bad Sex de Logo. Es autor del libro Sex Outside the Lines: Sexualidad auténtica en una cultura sexualmente disfuncional y ha sido publicado en varias revistas profesionales y revistas de alto nivel, como The New York Times, Newsweek, Cosmo y National Geographic. Síguelo en Twitter y en Instagram.