Edadismo: No Eres “Demasiado Mayor” para Nada ni para Nadie

This post is also available in: English Português ไทย

El edadismo, se refiere a la discriminación por edad y esto es un problema endémico, culturalmente hablando, somos bombardeados por productos y campañas que literalmente se basan en la idea de que el envejecimiento es malo o incorrecto. El concepto de la edad como algo de lo cual tenemos que escapar y evitar, refuerza el odio a uno mismo. Se infecta de conformidad y niega la autenticidad, que es un punto de referencia en la salud mental y relacional. El “anti-envejecimiento” se basa en la idea de que el envejecimiento es incorrecto y que se puede curar.

Psicológica y sexualmente, la edad se usa para avergonzar y oprimir a las personas para que estén inconformes. La cuestión es que no existe una “forma correcta” de vivir en relación con la edad, especialmente para las minorías de todo tipo que buscan vivir al margen de las normas blancas cisgénero heterosexuales.

Escucho el edadismo y la vergüenza hacia la vejez en conversaciones de cafetería y lo veo en publicaciones de redes sociales sobre citas. La edad no promete un nivel de madurez, ni determina la capacidad de ser una buena pareja. Al salir, la compatibilidad es lo que más importa, no la edad.

Siempre le digo a mis pacientes que tengan citas con gente de cualquier edad que deseen, siempre que haya compatibilidad y cariño. Hay otros factores que determinan la salud psicológica y relacional, y la edad dista mucho de ser el determinante más importante. Sin embargo, cada que se menciona a una persona mayor que tiene una relación con alguien menor de edad, resulta extraño, incorrecto o cuestionable. Y puede llegar a ser bastante ofensivo. De alguna forma, agregar la palabra “viejo” hace que esta persona sea ofensiva, porque ser viejo implica ser malo, poco atractivo y debe ser evitado.

ageism 2

Nadie escapa por completo al pánico forzado del envejecimiento y la sensación encubierta de la necesidad de encontrar una manera de evitarlo. Para algunos se pone mejor, especialmente si encajas en el molde blanco, atractivo, que luce más joven, alto, con cuerpo de gimnasio y de clase alta. Pero el envejecimiento sigue siendo poderoso para todos nosotros, junto con la vergüenza corporal, que todo se une para hacernos sentir menos seguros a medida que nos desarrollamos.

No eres “demasiado viejo” para nada. No eres demasiado viejo para usar algo, ni para salir con una persona determinada, ni para hacer un cambio de carrera o tener vida sexual. Vive tu vida en base a la ética y la autenticidad.

Vivimos en un mundo con poderosas expectativas heterocéntricas sobre todos nosotros, independientemente de nuestra orientación sexual, y estos ideales pueden oprimirnos a todos, heteros o no. Es difícil para muchos imaginar una verdad fuera de esto, ya que todos nos comparamos con heterosexuales exitosos, con la presión de envejecer con gracia mientras todos esperan que te cases, seas propietario de una casa y tengas una vida centrada en tus hijos y carrera versus el placer y la diversión.

RELACIONADO | No Eres Activo, Ni Pasivo. Simplemente No Entiendes el Sexo

Los no heteros tienen diferentes normas sociales, no todas buenas, sino diferentes y valiosas, y no necesitan alinearse con personas heterosexuales para sentirse exitosos o saludables.

La cultura te pide que te deshagas de tu edad con cremas y tintes para el cabello, para luego pedirte que te adueñes de tu edad con la forma en que te vistes o vives tu vida.

No actúes según tu edad; actúa según tú mismo. No tengas citas que sean apropiadas a tu edad (si no lo quieres), sal con quien tú consideres apropiado. Ser tú mismo en esta cultura — que te dice que siempre seas otra cosa — es un acto radical. Sé un orgulloso aliado y radical, y no te oprimas a ti mismo ni a los demás con nociones de edad.

¿Cuáles son tus experiencias con el edadismo y los temas de la edad? Déjalo en los comentarios.

El Dr. Chris Donaghue es conferencista, terapeuta y presentador del podcast LoveLine, un experto semanal en The Amber Rose Show, y co-anfitrión frecuente de la serie de televisión The Doctors. Anteriormente fue anfitrión de Sex Box de WE tv y Bad Sex de Logo. Es autor del libro Sex Outside the Lines: Sexualidad auténtica en una cultura sexualmente disfuncional y ha sido publicado en varias revistas profesionales y revistas de alto nivel, como The New York Times, Newsweek, Cosmo y National Geographic. Síguelo en Twitter y en Instagram.