¡Te Estás Masturbando Mal! Aprende de la ‘Masturbación Consciente’ y Por Qué el Método es Importante

This post is also available in: English

Desarrollamos hábitos de masturbación que son placenteros pero también automáticos. La masturbación y el auto-placer entran en nuestras vidas desde el momento en que estamos en el útero y se extienden hasta nuestros últimos años. Y su legado traumático difícilmente se desafía. Nuestros hábitos de masturbación rara vez maduran más allá de lo que eran cuando somos niños: rápido, silencioso, solitario y centrado únicamente en los genitales y eyacular lo más pronto posible.

La masturbación puede ser devaluada, pero es una de las experiencias de desarrollo más importantes. Marca la forma en que vemos nuestros cuerpos — qué partes se tratan como sexuales y placenteras, qué se siente excitante y seguro, qué se ignora.

Todo nuestro cuerpo es parte de nuestra anatomía sexual, sin embargo, la mayoría de nosotros (debido a la vergüenza sexual y corporal, los roles de género, la masculinidad tóxica, la política de respetabilidad y el sexismo) reducen nuestro cuerpo sexual a nuestros genitales. Esto conecta neurológicamente nuestro cuerpo y la excitación de una manera limitada y reducida. Cómo tratamos a nuestro cuerpo y nuestra sexualidad cuando estamos solos, afecta profundamente nuestra apertura con parejas y el placer, y cuánto limitamos la participación de todo nuestro cuerpo.

masturbating wrong masturbation habits 2

Mientras la pornografía tiene mi completa aprobación, he discutido antes el impacto del porno que eliges en tu estima sexual y corporal. Así que elige sabiamente, ya que la pornografía no es neutral, escoge pornografía que tenga diversas formas corporales y genitales, tamaños, expresiones de género y razas diversas (generalmente solo se encuentra en pornografía “queer”, feminista o amateur) y no solo filmada desde la perspectiva “masculina” o enfocada únicamente en la penetración. ¡Haz que tus orgasmos sean éticos!

RELACIONADO | ‘Me masturbo con pornografía en línea varias veces al día. ¿Soy adicto?’

Si solo te masturbas con pornografía, tómate un descanso. La pornografía te distrae de ser completamente encarnado, atento y explorador de todo tu cuerpo. Debes estar completamente conectado con tu cuerpo para experimentar todo el placer posible de la masturbación.

La pornografía a menudo te enseña a ver el sexo rápido, sin besos, abrazos, contacto o mirar a los ojos, y con el único objetivo de llegar a un orgasmo. Intenta usar la fantasía, que es donde aprendemos acerca de nuestro erotismo central más profundo.

La masturbación comienza a convertirse en una fórmula, y dependemos de ciertos hábitos de masturbación, técnicas y estimulaciones, sin las cuales tenemos problemas para alcanzar el orgasmo. Para algunos, esto implica el tipo de pornografía que necesitan ver para poder eyacular. Para otros, depende de un cierto nivel de estimulación física intensa, como con un vibrador o sin lubricante.

¿Siempre te sientas? ¿Haces ruido? ¿Hablas? ¿Tocas solo tus genitales? ¿Usas juguetes? ¿Nunca te penetras? Pruébalo todo. Explora la anatomía que la cultura de la fobia sexual te diría que evites. Participa en el juego de género estándar opuesto. Permite todos los sonidos, movimientos corporales y fluidos corporales.

Y para aquellos con pene, este juego se puede hacer con o sin una erección. El orgasmo y el placer no requieren una erección. ¡¿QUÉ?! Sí, puedes tener un orgasmo sin una erección y sin eyacular.

RELACIONADO | ¡No Más Vergüenza!: Cómo Estar Orgulloso de tu Pene, sea Cualquiera que  sea su Tamaño y Forma

Todo nuestro cuerpo está conectado neurológicamente por placer si lo permitimos, y todos nacemos sexualmente fluidos. No comprometernos con nosotros mismos, limita por completo las formas en que somos sexuales con una pareja y cómo y dónde les dejamos tocar o penetrar.

Los hábitos de masturbación pueden restringir nuestro placer y mantenernos encerrados en patrones de excitación que no permiten nuevas experiencias sexuales. O pueden evolucionar y expandirnos y hacernos a todos versátiles, disfrutando de besos y relaciones sexuales, llegando al orgasmo a través de orales y penetración anal con los dedos.

El orgasmo es genial, pero cada vez que nos excitamos no tenemos que eyacular. Nuevamente, ¡¿QUÉ?! Sí, eso es correcto. Mantener la energía erótica es una fuerza poderosa que podemos llevar con nosotros durante todo el día. Necesitamos aprender a trabajar con nuestra excitación y no ser controlados por ella. (Consulte el movimiento #MeToo para comprender por qué).

Somos lo que practicamos. Podemos convertirnos en alguien sexual y diferente, en términos de relación, si practicamos ser sexualmente diferentes. Un mejor sexo requiere nuevas prácticas y formas de ser.

El Dr. Chris Donaghue es conferencista, terapeuta y presentador del podcast LoveLine, un experto semanal en The Amber Rose Show y co-anfitrión frecuente de la serie de televisión The Doctors. Anteriormente fue anfitrión de Sex Box de WE TVA y Bad Sex de Logo. Es autor del libro Sex Outside the Lines: Authentic Sexuality in a Sexually Dysfunctional Culture y ha sido publicado en varias revistas profesionales y revistas de alto nivel, como The New York TimesNewsweekCosmo y National Geographic. Síguelo en Twitter Instagram.