La Adicción Sexual es Oficialmente una Condición de Salud Mental, Pero ¿Qué Significa Esto?

This post is also available in: English Português Français ไทย

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó recientemente la adicción al sexo como una condición de salud mental en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (ICD-11), la herramienta de la OMS para diagnosticar, manejar y tratar diferentes trastornos físicos y mentales. Mientras reportaba la noticia, The New York Post escribió: “El comportamiento sexual compulsivo se ha clasificado como una enfermedad mental por primera vez”, pero eso no es exactamente cierto. Echemos un vistazo más de cerca a la definición de la adicción al sexo de la OMS y cómo se diferencia de los diagnósticos psicosexuales del pasado.

¿Qué es la adicción al sexo?

La OMS define la adicción al sexo como un “patrón persistente de falta de control de los impulsos o impulsos sexuales intensos y repetitivos que resultan en un comportamiento sexual repetitivo”.

Los consejeros de abuso de sustancias concuerdan en que la adicción no se define por la frecuencia con que se hace algo, sino más bien por su interferencia en la vida personal. Como tal, la OMS dice que el síntoma clave de una adicción al sexo es cuando una persona hace del sexo su “foco central“, a menudo, a expensas de la propia salud, cuidado personal, intereses y responsabilidades.

Además, la OMS dice que para que el comportamiento sexual de una persona califique como una “adicción”, sus comportamientos asociados deben persistir durante seis meses o más y también deben causar “angustia” a una persona en su vida personal.

RELACIONADO | La Adicción al Juego Ha Sido Clasificada como un Trastorno Mental, pero ¿Qué Significa eso para los Gamers?

La doctora Valerie Voon, del Royal College of Psychiatrists, dijo que se estima que entre el tres y el seis por ciento de los adultos norteamericanos sufran de adicción al sexo.

sex addiction 02

El sexo excesivo ya había sido catalogado como una enfermedad mental anteriormente

Si bien la adicción al sexo no está oficialmente incluida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría, el DSM sí tiene un listado para el “Trastorno Sexual No Especificado” que puede usarse como un diagnóstico para alguien que ha tenido una sucesión de parejas sexuales y que les considera poco más que objetos.

Incluso las iteraciones pasadas de la ICD de la OMS han tenido diagnósticos de “Impulsos Sexuales Excesivos” como “disfunción sexual no debida a una sustancia o condición fisiológica conocida” y “masturbación excesiva” como “otro trastorno conductual y emocional con inicio que generalmente ocurre en infancia y adolescencia “.

A algunas personas les preocupa que etiquetar la adicción al sexo como una enfermedad mental estigmatice a las personas con altos niveles de libido o que ofrezca una defensa a los adúlteros y amantes del sexo diciendo: “No es mi culpa, es que soy un adicto al sexo”.

Pero todas las adicciones tienen motivos psicológicos subyacentes. Un profesional de la salud mental calificado debe ser capaz de tratar el comportamiento sexual compulsivo de un paciente sin avergonzarlo o tratar el deseo sexual alto de una persona como un problema en sí mismo.

¿Qué piensas del nuevo diagnóstico de adicción al sexo de la Organización Mundial de la Salud?