Los Comentarios de Macron Acerca de la Iglesia Católica Han Resultado Ser Bastante Polémicos

This post is also available in: English Français

Esta semana, el presidente francés, Emmanuel Macron, habló ante la Conferencia de Obispos de Francia en el Collège des Bernardins, un antiguo colegio cisterciense de la Universidad de París. (Puedes leer el discurso completo aquí.) Y aunque hizo varios comentarios que dejaron boquiabiertos a los asistentes durante el largo discurso, uno se destaca: Macron dijo que está trabajando para “reparar” los vínculos entre Iglesia y Estado. Dado que los dos se han separado oficialmente desde 1905, estos comentarios de la Iglesia Católica de Macron han recibido amplias críticas en la población general y las redes sociales.

Aunque el presidente francés Macron se mantiene firme en reconocer que la Iglesia está ocasionalmente fuera de sintonía con la sociedad moderna, su discurso incluyó esta frase alucinante, que luego llevó a Twitter para simplificar (traducido del francés):

“Todos los días la Iglesia Católica y sus sacerdotes apoyan a familias monoparentales, familias divorciadas, familias homosexuales, familias que recurren al aborto, fertilización in vitro, procreación asistida médicamente, familias enfrentadas al estado vegetativo de uno de sus miembros, familias donde uno ‘cree’ y el otro no, uniendo a las familias desgarradas por elecciones espirituales y morales”.

El extracto inmediatamente despertó la ira de muchos activistas.

El siguiente tuit de Macron dice: “Todos los días, la Iglesia acompaña a familias monoparentales, homosexuales o que buscan abortos tratando de reconciliar sus principios y realidad”.

La respuesta de Joël Deumier arriba dice: “¿Desde cuándo la Iglesia ha acompañado a las familias homosexuales cuando se opone a su reconocimiento y protección? Creemos que este discurso fantasioso es completamente irreal… #LGBT”.

El tuit anterior, otra respuesta, dice: “Impactante, hiriente, inapropiado”, acompañado de un hashtag que se traduce como “ignorancia”.

Estos comentarios de Macron son una afrenta para las personas LGBT

Cinco años después del voto histórico de Francia que garantiza el matrimonio para todos y en medio del debate francés sobre la procreación médicamente asistida, afirmar que la Iglesia “acompaña a las familias homosexuales” es al mismo tiempo totalmente ignorante y una afrenta para todas las personas LGBT en Francia .

La Iglesia está haciendo todo menos “acompañar” a gays y lesbianas, algo que se vio recientemente en las ciudades francesas de Pau y Bayona, donde un obispo quería organizar una conferencia junto a grupos que promovían la castidad y la terapia de conversión. Esa conferencia fue cancelada gracias a la movilización de grupos locales, pero el obispo en cuestión — un feroz opositor de las personas LGBTQ — juró que eventualmente sucedería.

Emmanuel Macron claramente no entiende el problema. La Iglesia no intenta “acompañar” a las personas LGBTQ, sino más bien convertirlas.

La Iglesia Católica en Francia en realidad lucha contra la igualdad de derechos

Recordemos también que cada paso hacia una mayor visibilidad LGBTQ y los derechos en Francia — de hecho, en todos los países donde la Iglesia Católica está presente — se encuentra con la fiera resistencia del clero y las redes religiosas.

Las redes católicas financiaron al grupo homofóbico y anti-igualdad del país, Manif Pour Tous, y constituyeron el grueso de sus filas. Y estas mismas redes religiosas formulan argumentos engañosos contra la procreación médicamente asistida en un esfuerzo por hacer que no estén disponibles para las parejas de lesbianas.

Además, la visión cegada de Emmanuel Macron de Francia ha sido testigo de meses y meses de violencia homofóbica contra gays y lesbianas. (En su informe anual, la organización SOS Homofobia notó un aumento en la violencia homofóbica).

También se podrían mencionar los innumerables casos de pedofilia que afectan a la Iglesia, incluso entre los más altos cargos de la jerarquía católica francesa — el propio Cardenal Barbarin a menudo es criticado por no haber denunciado las acciones de un sacerdote pedófilo — lo que hace que su autoridad moral sea aún más dudosa .

Estos comentarios de Macron respecto a la Iglesia Católica han hecho feliz a una cierta clase de personas: aquellos que consideran la homosexualidad como una “abominación”.

 

¿Qué piensas de la declaración de Emmanuel Macron acerca de la Iglesia Católica? Déjanos saber en los comentarios.