Costa Rica Acaba de Elegir un Presidente Pro-LGBTQ, Pero el Camino Hacia el Matrimonio Igualitario Sigue Siendo Difícil

This post is also available in: English Français Deutsch

Anoche, el candidato pro-LGBTQ, Carlos Alvarado Quesada de 38 años (en la foto de arriba) ganó las elecciones presidenciales de Costa Rica, convirtiéndose en el nuevo Presidente de Costa Rica, derrotando fácilmente a su adversario evangélico y conservador, Fabricio Alvarado Muñoz de 43 años. Quesada derrotó a Muñoz 60.74% a 39.26%, sin embargo, muchos esperaban que las elecciones en Costa Rica fueran mucho más reñidas, particularmente porque el matrimonio igualitario se convirtió en su tema central, gracias a un reciente fallo jurídico de amplio alcance.

Pero a pesar de que un candidato a favor de la igualdad ganó las elecciones en Costa Rica, el camino hacia el matrimonio igualitario en la nación no será tan fácil.

A principios de 2018, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictaminó que Costa Rica y los otros 19 estados miembros del tribunal deben reconocer la validez de los matrimonios entre personas del mismo sexo, aunque no indicó cómo ni cuándo. La decisión jurídica provocó una gran reacción política en Costa Rica, especialmente entre los votantes conservadores, lo que ayudó a Muñoz a llegar al poder en un país donde el 26% de los ciudadanos se identifican como evangélicos y el 61% de todos los ciudadanos se oponen al matrimonio igualitario.

Durante su campaña, Muñoz se comprometió a no legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, retirar a Costa Rica de la CIDH y terminar clases de educación sexual en escuelas públicas y cualquier enseñanza de la llamada “ideología de género“, un término general para todo lo relacionado con los derechos de las mujeres, cuestiones de género o personas LGBTQ.

Costa Rica election 02

Pero a pesar de que Quesada ganó las elecciones en Costa Rica, el camino hacia el matrimonio igualitario no está del todo claro. La CIDH no controla la política interna de ningún país, lo que significa que no puede obligar a los Estados miembros a cumplir sus decisiones. Depende totalmente de los políticos hacer cumplir las resoluciones.

Para legalizar el matrimonio igualitario, Quesada tendrá que negociar con una asamblea legislativa fragmentada entre miembros de siete partidos políticos diferentes, 14 (de un total de 57) pertenecen al Partido Evangélico de Restauración Nacional. En su discurso de aceptación, Quesada dijo: “Mi deber es unir al país” — y la asamblea es parte de lo que él está hablando.

Aún así, Costa Rica tiene un buen historial de otorgar derechos a sus ciudadanos LGBTQ, incluidos los derechos de las personas LGBTQ a donar sangre, servir en la fuerza de defensa civil y estar protegidos de la discriminación en la vivienda, el empleo y las instalaciones públicas. Sin embargo, el país carece de adopción entre personas del mismo sexo, el derecho a cambiar su género en una capacidad oficial y, por ahora, el matrimonio.

¿Qué piensas de los resultados de las elecciones en Costa Rica? Dinos en los comentarios.

Imagen destacada a través de El Mundo CR

(Visited 17 times, 1 visits today)