A este ‘fan de Sailor Moon’ no le importa si pierde seguidores por postear sus cospay Drag

A este ‘fan de Sailor Moon’ no le importa si pierde seguidores por postear sus cospay Drag

Be first to like this.

This post is also available in: English Русский ไทย

Leo Bane es un auto-clamado juez del cosplay a nivel internacional y modelo fitness que ha interpretado a frikis buenísimos como Hércules de Disney, Khal Drogo de Juego de Tronos, y Ryu de Street Fighter II. Como sea, recientemente Bane publicó que cada vez que sube fotos de él haciendo cosplay de Sailor Neptune del anime de Sailor Moon, pierde seguidores. Eso no lo ha desanimado de hacer cosplay de ella, pero si levanta la duda sobre los sesgos de los fans del cosplay y si hay una manera incorrecta de hacer cosplay.

Cosplay vs Crossplay
Para los que no son frikis, el cosplay es una abreviatura de dos palabras «costume play» o vestirse del personaje de una película, libro, comic, video juego o anime. Los cosplayers generalmente se visten así para convenciones de libros o de ciencia ficción para divertirse, mostrando sus habilidades o construyendo una marca imitando a sus personajes de la cultura pop favoritos.

Cuando un hombre se disfraza de una mujer (o viceversa), se les llama «Crossplay». Así que básicamente, a Bane le gusta hacer crossplay de Sailor Neptune, y es fácil saber por qué: Se ve sexy y maravilloso.

Como sea, en un reciente post de Instagram escribió: «He notado que cuando subo una foto de este disfraz, cada vez, estoy perdiendo a mis seguidores.»

Continuó: «¿Saben qué? Voy a continuar por este camino porque eso significa que estoy perdiendo seguidores de mente cerrada y sólo necesito seguidores geniales de mente abierta ‘spartans in my phalanx’. ‘Phalanx’ es una palabra de origen griego, que significa un grupo de soldados u oficiales en excelente formación.

¿Existe una manera incorrecta de hacer cosplay?

A pesar de que las cosas mejoran, tradicionalmente han habido muchas guardias para fans que piensan que sólo hay una manera de hacer cosplay de forma «correcta» para sus personajes favoritos.

Tomemos el caso de Sailor Bubba, un hombre alto de barba quien, en 1999, hizo crossplay de Sailor Moon en la convención ‘Anime Central’. Mientras algunos amaron lo genial que se veía, otros fans se enojaron con él por «burlarse», «trollear», o «arruinar» su personaje favorito, reclamándole que era demasiado gordo, era hombre y además demasiado peludo para hacer un cosplay de ella.

Sailor Bubba

Recientemente, ha habido una conversación sobre lo que es ofensivo que es que una persona blanca haga cosplay de un personaje de color (dicho por un personaje blanco vestido como un personaje asiático de La leyenda de Korra, o personajes africanos vestidos como Black Panther).

Mientras que a algunos frikis de color no les importa, mientras no involucre pintarse el rostro de negro o amarillo (que nunca están bien). Otros dicen que eso «borra completa y efectivamente la identidad racial de lo que representan», y disminuye el número de personajes negros en la cultura pop.

A pesar de que una fan del cosplay Kayal Swaminathan sabe que es muy injusto pedirle a los blancos que no se vistan de personajes negros, ella dice que los cosplayers de color generalmente enfrentan hostigamiento, violencia física, y epítetos raciales cuando se visten de personajes blancos —tipos de acosos que rara vez sufren los blancos cuando se visten de personajes de color.

Adicionalmente, la cosplayer Talynn Kel apunta a que la mayoría de personajes de cómics fueron desarrollados en una era previa a los derechos civiles, cuando los cómics debían mostrar respeto a todas las instituciones gubernamentales, como la policía, y los artistas tenían prohibido representar crímenes, como personajes de color bebiendo en una cantina «solo para blancos».

Así de simple, el racismo crece en el cosplay porque el cosplay está arraigado a propiedades intelectuales raciales. Todo desde la falta de personajes mujeres negras hasta la crítica y rechazo que experimenta la gente negra mientras trata de participar en un fandom ilumina este problema. Vemos shows sobre el futuro donde no hay gente negra, y fantasean sobre una historia alternativa que de algún modo no tiene gente negra. Mundos con enanos, trolls, orcos, magos, dragones, unicornios, y todo tipo de creaturas míticas y posibilidades, y de alguna manera se las arreglan para no tener gente negra.

Leo Bane as Ryu, a Japanese character from ‘Street Fighter II’

En resumen, mientras que las políticas raciales del cosplay permanezcan como un problema espinoso —como mencionamos, Leo Bane ha hecho cosplay de un peleador japonés Ryu del video juevo Street Fighter II—, aparentemente el crossplay debería ser menos.

El hecho de que Bane siga teniendo miles de seguidores en Instagram muestra que ellos aprecian su trabajo, aunque haga crossplay de Sailor Neptune o no.

¿Qué piensas de Leo haciendo crossplay de Sailor Neptune? Dilo en los comentarios.

Imágenes del Instagram de Leo Bane.

Quantcast